Por una República Democrática de Trabajadores de toda clase y Federal

Así se desarrolló la Asamblea de Republicanos


Los actos comenzaron con la elección de la mesa. Los compañeros propuestos por la Coordinadora provisional fueron Luisa, Agustín, Miriam, Carlos Quintero y Sergi y que la Asamblea ratificó.

Vinieron compañeros de Madrid, País Vasco, Valencia, Alicante, Murcia, Andalucía, Cataluña, Castilla-la Mancha, Galicia y Aragón.

Se leen los saludos IU de Vilagarcía, PRE, ISI, Colectivo republicano Antonio Machado y otros compañeros.

La mesa propone cómo se va a desarrollar la Asamblea que es aceptado por todos.

Franxi Xavier de Plataforma Socialista de Izquierda lee en la Asamblea un comunicado de su organización(que publicamos en otra parte en nuestra web)

Se proponen cuatro comisiones que debatirán los diferentes documentos presentados por la Coordinadora Provisional. Se inicia la sesión con una propuesta de dirección para aprobarla el domingo. A continuación el compañero Sergi presenta, en nombre de la Coordinadora Provisional, el informe de la situación general  que reproducimos a continuación:

Queridos compañeros y compañeras,

Permitidnos algunas palabras para situar la importancia, crucial según entendemos, de esta Primera Asamblea de Republicanos.

No hace falta insistir en la gravedad del momento que vivimos. En la práctica, por más que desde el Gobierno se argumente que los ataques a los derechos sociales (reforma laboral, recortes, etc.) pretenden evitar un “rescate”, lo cierto es que estamos intervenidos, en la práctica, por la Europa de Ángela Merkel, que en esta batalla no hace sino representar los intereses del Deutsche Bank y del resto de capitales especulativos para conseguir lo que llevan décadas ambicionando: eliminar las conquistas sociales y laborales de los últimos 150 años para ampliar sus gigantescas cifras de negocio y extender su modelo de economía y sociedad, que no es sino el de la miseria para la mayoría, y por ende su modelo político, que por fuerza ha de ser elitista, restrictivo de los derechos, autoritario y, si lo consideran necesario, fascista.

En nuestro país, esto se ha plasmado en una rápida evolución de la situación política y social: millones de personas, especialmente jóvenes, han ido tomando conciencia de la flagrante injusticia sobre la que se basa el régimen monárquico y de lo caduco y corrupto de sus instituciones. Y, como resultado, se ha producido un incremento muy importante de las luchas sociales desde las primeras protestas contra los recortes de Zapatero, en 2010, y particularmente desde la pasada primavera. Crece asimismo la conciencia de que es necesaria la organización y dar un contenido político a la protesta, que en la pasada Huelga General ha demostrado ser masiva e, insistimos, profundamente juvenil; no podía ser de otra manera, con una juventud atenazada por un 50% de paro, sueldos de hace 25 años y un futuro de emigración. Y, sin embargo, aún no hay una clara conciencia del contenido concreto que debe tener el cambio radical (es decir, desde la raíz) que debemos dar a nuestra organización política.

Claro que, para que esa conciencia se extienda, deben existir las fuerzas políticas que la promuevan. Y, en España, la realidad que encontramos es la de la dispersión y la desorientación, como fruto de una práctica política que ha asumido las reglas impuestas por los herederos de la dictadura, y cada vez más alejada de las necesidades reales de la población.

Republicanos surgió en medio de esta lucha, precisamente, como instrumento para hacer frente a una situación de crisis socioeconómica, desde el convencimiento de que ésta sólo puede ser resuelta mediante un profundo cambio en las estructuras políticas y en la correlación de fuerzas entre los distintos sectores de la sociedad. Por el convencimiento de un puñado de personas que, hace aún menos de un año, sabían que estaban recogiendo los anhelos fundamentales de miles y miles de personas que, en la izquierda, reclamaban claridad y UNIDAD. Como aquel Frente Popular de la República que, aún hoy, galvaniza las conciencias de millones de personas como nosotros, pero que aún no ha encontrado quien se decida a forjarlo en España. Esperamos que el ejemplo de la vecina Francia y su Front de Gauche nos sirva, una vez más, como espejo en el que ver reflejadas las esperanzas de tantos y tantos compañeros.

Desde entonces, y pese a nuestros resultados electorales que, fuerza es decirlo, son modestos, Republicanos no ha hecho más que crecer. Organizativamente, desde luego (y nuestra presencia hoy aquí lo demuestra, aunque la crisis haya impedido que seamos muchos más, como sabemos por los compañeros que hemos dejado atrás); pero también, y sobre todo, POLÍTICAMENTE. Aunque nos silencien, aunque nos ninguneen, porque saben que nuestra propuesta política es una carga de profundidad contra el corazón del régimen, contra la resignación de nuestros pueblos, lo cierto es que la presencia de Republicanos se ha hecho notar en sus escasos siete meses de vida.

Porque la crisis de la monarquía no es de ahora. Es cierto que los últimos escándalos han puesto de relieve la corrupción y la impunidad en la que se desenvuelve la Corona y que, desde ella, salpican de caciquismo, clientelismo y corrupción todo el régimen de 1978. Pero la desafección de la gente hacia esta caduca institución (especialmente por parte de los jóvenes, de nuevo) viene de más lejos, como sabemos; y, con ella, al conjunto del entramado político y jurídico del que la monarquía no es sino la clave de bóveda, lo que mantiene a resguardo los intereses de los oligarcas de toda la vida y, con su manto de silencio impuesto, la impunidad del genocidio franquista que impide las necesarias VERDAD, JUSTICIA Y REPARACIÓN para sus víctimas.

Con estos mimbres, y en este contexto, no es difícil comprender cuáles son las múltiples misiones que debe cumplir Republicanos. Hablábamos antes de crecimiento político; y, en este sentido, es indudable que la irrupción de Republicanos ha hecho moverse y “airearse” el panorama de la izquierda, y que ha servido para poner en primer plano la cuestión fundamental, que ya hace meses que ningún dirigente de la izquierda se atreve a eludir y que sus bases reclaman cada vez más alto: que es necesaria la República. Nosotros, desde luego, somos más claros: eso significa acabar con el entramado político e institucional surgido de la transición.

Pero para ello, y en segundo lugar, la izquierda debe sacudirse herencias, hipotecas y complejos. No se puede eludir por más tiempo la necesaria ruptura con la transición preparada por el franquismo. No se puede obstaculizar más la requerida, y anhelada, unidad de la izquierda. Frente a los ataques del bloque oligárquico, es imprescindible construir un bloque popular que oponga un programa propio y una perspectiva clara y rotunda para permitir avanzar los intereses populares. No somos ingenuos: sabemos que la unidad es algo a conquistar; sabemos que, dentro de la izquierda (más aún entre sus dirigentes) hay muchas dudas, vacilaciones, temores y mezquindades. Pero también nos consta que, aunque no se traduzca en votos, nuestro mensaje de unidad, claridad y firmeza por la República está calando en sectores muy amplios de las bases de la izquierda en su sentido más amplio. Por eso el papel de Republicanos adquiere una relevancia de primer orden. Seamos conscientes de que, en estos momentos, somos la fuerza fundamental que está empujando a favor de una República con contenido. Por eso, se iba haciendo urgente abordar esta Primera Asamblea, para dotarnos de un programa de Estado claro y contundente, y de una estructura organizativa que nos permita cumplir ese papel. Por eso, también, es imprescindible que, a partir de mañana, salgamos de esta Asamblea dispuestos a extender Republicanos y su política, por pocos que seamos en un principio, en nuestro trabajo, instituto o facultad, en nuestra ciudad, en la comarca, en la provincia, en las provincias vecinas, formando estructuras regionales… Que sirvamos para fortalecer la izquierda en general, reforzando el movimiento vecinal, obrero, estudiantil, de los migrantes, etc., etc.

Para resolver los problemas sociales y económicos, en fin, no nos sirve SU legalidad; no es posible una “segunda transición” que deje intactas las viejas estructuras políticas, sociales y económicas heredadas del fascismo; los Republicanos, desde luego, no estamos para formar parte del negocio monárquico, ni para compartir prebendas, ni para ser la pata izquierda del régimen: queremos derribarlo, porque es necesario dotarse de un nuevo régimen político que permita poner en primer plano las necesidades de la mayoría trabajadora: obreros, campesinos, estudiantes, autónomos, pequeños productores… EL PUEBLO. Es necesaria, en fin, la República: democrática, federal, de trabajadores de toda clase. Esa debe ser la divisa que resuma el programa unitario del bloque popular que necesitamos. Y, en esa labor, los Republicanos vamos a poner todo nuestra fuerza y determinación.

¡VIVA LA REPÚBLICA!”

A continuación la compañera Luisa se encarga de la presentación del modelo organizativo de Republicanos. Intervención de Manolo de Alicante que explica las enmiendas que han presentado para el posterior debate y aprobación. Intervienen varios compañeros sobre esta intervención y propuestas exponiendo sus puntos de vista de cada una de las  enmiendas. Se vota la propuesta de Sergi que se aprueba por mayoría al primer punto. Se cambia la redacción del  punto nueve por acuerdo absoluto. Se cambia la redacción del punto diez aprobado con 17 votos en contra y 15 abstenciones. El punto quince también es modificado y aprobado dónde los miembros del Comité Federal que salga electo actuarán como portavoces de la organización y no a nivel personal.

Tras un primer descando se lee un comunicado del colectivo Republicano Antonio Machado de Segovia que acaba de llegar. Se retoman las palabras sobre organización. Valencia valora sobre la Comision de Garantias que redactará como quedará por petición de la  Asamblea. Se interviene para debatir las propuestas de Murcia, Valencia. Los compañeros de Campo de Gibraltar piden que se añada al organigrama los comarcales, que se asume.

Propuesta de Valencia para añadir al comité federal a nuevos compañeros.

Interviene la compañera Marcia hablando sobre los inmigrantes que plantea tener a un representante en al dirección que se admite.

Se cierra el turno de la mañana y se reanudará a las cuatro de  la tarde.

Se reanuda la Asamblea creándose las cuatro comisiones: Politica y Economía, Servicios sociales, Juventud, Educación y Sanidad, que discuten los documentos presentados y las enmiendas presentadas por los distintos regionales. Cada comisión elige la mesa propuesta y participan, entre todas ellas, la Asamblea en pleno.

Todos los documentos tras ser valorados por las distintas comisiones quedan listos para al día siguiente ser aprobados con sus cambios por la Asamblea General.

El domingo comienzan las sesiones aprobando el programa actualizado por aclamación. La mesa lee el texto de la Comisión de Garantías que se aprueba con cuatro abstenciones.

Se leen las conclusiones de la Comisión de Política y Economía (UE, Campo, Emigración) que se aprueba por mayoría. Interviene la Comisión de Servicios Públicos que exponen sus conclusiones. La asamblea aporta nuevas conclusiones. Se aprueban los documentos presentados de Servicios Públicos. Tras ello se presentan las conclusiones sobre Ecología que es aprobada por unanimidad.

La comisión de Educación y Cultura expone sus conclusiones y modificaciones. La Asamblea interviene con diferentes aportaciones y propuestas. Se aprueba por unanimidad el documento de Educación. Se aprueban otras propuesta por mayoría. Se aprueba el documento en su conjunto por mayoría absoluta.

Se hace un pequeño receso y, tras él interviene la comisión de Juventud.

Antes d ello se suma a la mesa Pedro G. Bilbao. Interviene Sebastián
Vegas, concejal de ARCO (ver el video).

La comisión de Juventud presenta a la Asamblea sus modificaciones y conclusiones a las enmiendas presentadas. Varias intervenciones y matizaciones por parte de la Asamblea a la comisión de Juventud. Se aprueban los documentos en su totalidad por mayoría.

Interviene un compañero de IR dando su saludo a la Asamblea.

Se presentan nuevos nombres de compañeros a ser miembros del comité Federal y se aprueba por  unanimidad quienes serán los componentes del Comité de Garantías.

El Comité Federal es elegido por aclamación y este, tras su elección presenta a la Asamblea el que será el Comité Permanente que también es aprobado por unanimidad.

Se lee el comunicado final (puedes verlo en nuestra web) y cierra la Asamblea Pedro García Bilbao (ver vídeo en la web) y los gritos de “España, mañana, será republicana”.

About these ads

Los comentarios están cerrados.