Por una República Democrática de Trabajadores de toda clase y Federal

Republicanos Murcia exige la dimisión de Cobacho por servilismo político


El rector cae en la paradoja de amenazar con la expulsión a quienes defienden la Universidad Pública, mientras es cómplice de la política de desmantelamiento

Tras el boicot al acto de apertura del curso académico en el Campus de Espinardo de la semana pasada y la sucesión de declaraciones de las diferentes fuerzas políticas, hoy le ha llegado el turno de valorar lo ocurrido al rector, José Antonio Cobacho. Para la Federación de Republicanos, el tono adoptado por el rector es “vergonzante” ya que es una clara “victimización de aquellos que están desmantelando la Universidad Pública, mientras que criminaliza a quienes están defendiendo que se garanticen las mínimas condiciones de calidad y acceso popular. Cobacho actúa una vez más como el representante del gobierno regional en la Universidad y no como rector de la misma”.

Por otra parte, sobre la amenaza de expulsión que pesa sobre los participantes en el boicot, Republicanos lamenta que “de nuevo la actitud de los responsables de la Universidad de Murcia sea la de servir políticamente al PP y al gobierno de Valcárcel. El acto de apertura cuenta con todo el boato de ser un acto protocolario intrascendente, al que asiste lo más granado de la representación del reino, políticos, empresarios y militares incluidos. El boicot ha conseguido poner en la picota que esos mismos representantes que iban al acto a hacerse la foto, son los responsables directos de que cientos de alumnos no puedan matricularse en la universidad por el tasazo, de que se hayan recortado hasta un punto desesperanzador los fondos destinados a investigación, de la falta de personal, que tiene como resultado una masificación de las aulas que ha acabado con la calidad de la enseñanza… de toda una serie de carencias, resultado de unos recortes que sólo buscan acabar con la Universidad Pública”.

Ante este posicionamiento de Cobacho, Republicanos Murcia exige que “sea él quien se aparte inmediatamente de la Universidad Pública, ya que es incapaz de defenderla y de representar a la comunidad universitaria”. Le piden además que “no hable de actitud dialogante, cuando amenaza con la expulsión a quienes están recriminándole sus políticas”. Por último, recuerdan a la comunidad universitaria que “estas amenazas se deben a que desde el Gobierno Regional tienen miedo a la unidad de acción que se está forjando en las facultades. Ese es el camino para lograr acabar con los recortes y con el desmantelamiento de la universidad pública. Por mucho que nos criminalicen, no es nada malo demostrar dignidad frente a la sumisión de los cargos oficiales”.

Secretaría de Comunicación

Republicanos Murcia

About these ads

Los comentarios están cerrados.