RPS: sobre los atentados de Bruselas y el ataque a la mezquita de la M-30


Tras el atentado de ISIS en Estambul, alimentado en Turquía por Erdogan para ser la contraparte de la UE para llegar al acuerdo -por el que ha recibido una importante contrapartida económica- para frenar y expulsar a los emigrantes o refugiados (sirios, entre otros), Bruselas ha sufrido dos atentados de los yihadistas y en Madrid la mezquita de la M-30 ha sido objeto de un acto vandálico a manos de un grupo nazifascista.

Federación de Republicanos (RPS) condena sin paliativos todos estos actos de barbarie pero mantenemos que el terrorismo yihadista obedece en buena medida a causas políticas y económicas como lo son las guerras iniciadas, promovidas y/o auspiciadas/apoyadas por las potencias imperialistas, incluida la Unión Europea que ha tenido un importante papel en Siria mediante el imperialismo francés.

Federación de Republicanos (RPS) ha denunciado y advertido en reiteradas ocasiones del peligro del auge del fascismo que la Europa de los mercados y sus políticas de inmigración está propiciando y estimulando cada día. Las expresiones fascistas se manifiestan cada día más con total impunidad: el reciente apuñalamiento a dos jóvenes en San Sebastián de los Reyes, la actitud xenófoba de los seguidores de un equipo de fútbol en la plaza Mayor de Madrid humillando a personas migrantes sin techo, los nazis del “Hogar Social” Ramiro Ledesma, reivindicando el acto vandálico y las consignas racistas realizadas frente a la mezquita de la M30 son ejemplos recientes de la escalada que el fascismo está tomando con el aquiescencia del poder.

Por ello les recordamos a que quienes, como la UE, son los responsables directos de esa sucesión de actos terroristas resultado de sus políticas, que les seguimos gritando: “Vuestras guerras, nuestros muertos”. Y que mientras oímos falsos pésames y condolencias de reyes y tribunos en actos contra el terrorismo yihadista que ellos mismos propician, nosotros nos opondremos dando una respuesta contundente al fascismo pero también al imperialismo.

El islam no es terrorismo. El fascismo sí. Los refugiados no son terroristas. Los fascistas sí. Los emigrantes no son terroristas. Las políticas xenófobas de la UE y la OTAN, sí.