Segovia: ‘Turismo Rural y Activo’, UCCL y CCOO apoyan la manifestación de mañana


La localidad se moviliza contra los actos vandálicos registrados las últimas semanas, tras la polémica por la planta de compostaje

La Asociación ‘Turismo Rural y Activo’ de Segovia y los sindicatosCCOO y UCCL-Segovia son los últimos colectivos que han manifestado su apoyo a la manifestación convocada mañana en Fuentepelayo contra los actos vandálicos registrados en las últimas semanas, presuntamente motivados por la polémica de la planta de compostaje de la empresa Agrogestión y Aplicaciones Medioambientales S.L.
En un comunicado de prensa, ‘Turismo Rural y Activo’ afirma que los hechos mencionados “son totalmente inadmisibles y requieren la intervención urgente y contundente de las administraciones y fuerzas de seguridad, para la aclaración de los hechos y para la identificación y puesta a disposición judicial de los responsables”.
Igualmente, consideran que es imprescindible averiguar cómo ha sido posible durante más de cinco años “llegar a esta situación de degradación ambiental que ha puesto en riesgo hasta la propia vida de las personas”. Desde la asociación turística afirman que esta provincia tiene un importante patrimonio histórico, cultural, monumental y medioambiental y las administraciones públicas tienen la obligación de cuidarlo, mantenerlo y defenderlo, porque, además, es algo imprescindible para recuperar y asentar población en nuestros pueblos y podamos generar fidelización con los visitantes”.
También recuerdan que la provincia tiene una despoblación muy alta, “y para poder pararla y recuperarla no solo es necesario generar actividades que desarrollen su actividad con respecto al medioambiente, sino que también es preciso tener unos servicios y prestaciones acordes al desarrollo tecnológico y digital actual y unas condiciones ambientales excelentes en toda nuestra tierra, agua, ríos y aire”.
Por su parte, CCOO comparte con la Plataforma ‘No mas mierda’ de Fuentepelayo las actuaciones emprendidas contra la gestión ambiental de la planta de compostaje de la localidad. La organización sindical manifiesta que los últimos ataques sufridos por vecinos del pueblo “han puesto de manifiesto la puesta en marcha de las prácticas criminales e intimidatorias contra las personas y las organizaciones ciudadanas”. “Exigimos a la autoridad gubernativa la investigación exhaustiva de estos hechos y el refuerzo de medidas que garanticen la seguridad y la libertad de las personas en esta comarca”, concluyen.
Desde la organización agraria UCCL-Segovia, condenan también las acciones violentas e intimidatorias acontecidas en las últimas fechas en Fuentepelayo “y nos posicionamos en contra de cualquier actividad que intente convertir el medio rural en un vertedero de todo tipo de residuos”.
Tres meses de malos olores, denuncias y ataques
A finales del mes de enero, la Plataforma ‘No más Mierda’ de Fuentepelayo denunció el funcionamiento de la planta de compostaje de la localidad, que según explican ha provocado vertidos en terrenos del entorno, de restos orgánicos sin compostar procedentes de mataderos, hospitales, industrias cárnicas, depuradoras y actividades agrícolas, ganaderas y forestales, lo que está derivando en la contaminación del aire, el suelo y el agua. A día de hoy, la actividad en la planta está paralizada, puesto que sus balsas estaban colmatadas y se deben procesar y reprocesar los materiales de residuo. Asimismo, la Junta de Castilla y León está estudiando soluciones ante una posible contaminación por vertidos en fincas del entorno y trabaja para averiguar el origen de los mismos con el fin de concretar las responsabilidades. Tanto Junta como Ayuntamiento de Fuentepelayo han abierto expedientes a la planta.
En los últimos días se han sucedido además hechos vandálicos contra las propiedades de los integrantes de ‘No más Mierda’, así como del alcalde, Daniel López Torrego. El pasado 15 de marzo la fachada de la vivienda del presidente de la Plataforma, José Luis Ordóñez, amaneció con una pintada en la que se le calificaba como ‘terrorista del GRAPO’ y cinco días después el vehículo del alcalde apareció con la palabra ‘pelele’ pintada, sobre el capó del coche.

Fuente: El Adelantado