Frente político, patronal y sindical ante la «aberración» de los despidos en Ceiss


«Una aberración; una sangría». Fueron las primeras palabras del presidente de la Diputación, Juan Martínez Majo, al valorar ayer el anuncio de los 1.120 despidos en León del Banco Ceiss. «Es injusto para una provincia donde está el origen, el germen de donde surgió todo»: una reflexión a la que se unieron empresarios y sindicatos citados en el Palacio de los Guzmanes para poner los pilares de la nueva etapa de la Mesa del Diálogo Social. «Trasladaremos a la entidad la protesta y el descontento de toda la Mesa y reclamaremos alternativas, no pueden centran los despidos en León».

El presidente de la Fele, Javier Cepedano, ratificó las palabras de Majo y remarcó también el origen leonés de lo que ahora es el Banco Ceiss. «Exigimos que el daño sea el menor posible, no deben deslocalizar el empleo porque eso redundará en una merma de la actividad económica en León».

Y desde los sindicatos, el secretario provincial de UGT, Manuel Mayo, calificó la situación de los despidos como de «aberración total» a la vez que exigía una mayor implicación de la Junta para frenar la situación. «Ya creíamos que estaba saneado, ahora el brazo financiero de León da otra vuelta de tuerca y anuncia otro proceso de despidos para sacar los máximos márgenes de beneficios». Alertó, además: «Nos jugamos mucho, nos quedamos sin este músculo, que no puede deslocalizar y enviar todo a Andalucía, deben minimizar todo este proceso».

A su lado, el secretario provincial de CC OO, Ignacio Fernández, recriminó la actitud de la banca ante el aluvión de despidos anunciados. «La banca no ve, sólo entiende de balances y no tiene otra sensibilidad; torearemos este toro que nos toca y lo vamos hacer hasta la puntilla».

De todas formas, Juan Martínez Majo mostró su confianza en que «todo esto quede finalmente en un anuncio y no llegue a acontecer», aunque ya avanzó que si se producen despidos en cadena la Diputación se replanteará su relación con esta entidad financiera. «Tampoco podemos evitar que los recibos de Recaudación los paguen a través de la entidad que quieran».

«Que despidan también en otras partes, no sólo en León y que pongan sobre la mesa alternativas», remató el presidente de la Diputación.