Concentración por el indulto de Carlos y Serafín condenados por la huelga del 2008


En la última concentración para pedir el indulto de Carlos y Serafín antes de las generales se hace un llamamiento a participar masivamente en las próximas elecciones generales para echar del gobierno al PP. Tras más de treinta movilizaciones para exigir el indulto de los dos trabajadores de Vigo el Gobierno en funciones del PP sigue sin concederlo.

Han sido varios años de movilizaciones en Vigo para impedir que Carlos y Serafín ingresen en prisión por participar en una huelga del año 2008. Dos peticiones de indulto al Gobierno del Partido Popular. La primera denegada y la segunda sin resolución. No esperan ya la medida de gracia por parte del actual Gobierno que se irá con dos indultos -entre otros- pendientes. En este tiempo han sido indultados corruptos y policías sin necesidad de movilización alguna. Los que se han concedido a las y los trabajadores han costado muchas aceras pisadas, mucho sudor bajo el sol, muchos kilómetros de manifestaciones. Sin embargo a Carlos y Serafín, por quienes han peleado no solo CIG, CCOO y UGT sino la práctica totalidad de sindicatos, movimientos sociales y partidos de izquierdas se les deja en el limbo de la injusticia porque su condena fue basada en un Código Penal donde se castiga el ejercicio del derecho de huelga.

En esa linea de contraste se denunció a lo largo de la concentración que «no puede ser obreros en prisión y corruptos en el poder», además de los ya habituales «Carlos, Serafín, ¡Indulto ya!». Sin embargo, como recordó en nombre de todos Amelia García, la secretaria comarcal de CCOO, durante la concentración, sus casos no son los únicos: «Esta semana sin ir más lejos tenía lugar la apertura de juicio oral contra el comité de empresa de Albada en Coruña por una huelga de hace tres años». De igual forma recordó la petición de tres años de prisión para dieciséis marineros que se manifestaron hace seis años en defensa de sus puestos de trabajo. En similar situación se encuentran varios trabajadores de Ourense que participaron en una huelga de limpieza.

Amelia continuó denunciando que «la ofensiva de la patronal y de la fiscalía sigue adelante» por lo que consideró «imprescindible un cambio de gobierno» pues «todos sabemos que esta ofensiva es una ofensiva política». Hizo un llamamiento a la clase obrera para participar en las elecciones generales «porque somos los únicos que podremos cambiar esta situación, porque es nuestra responsabilidad, pero sobre todo porque no nos podemos fallar a nosotros mismos, porque no le podemos fallar al país y porque no le podemos fallar a Carlos y Serafín»

Como en otras ocasiones en la concentración contaron con el apoyo de numerosos ciudadanos además de los tres sindicatos y de representantes de partidos políticos como el BNG, cuya candidata al Congreso por Pontevedra mostró su solidaridad con los dos vecinos de Vigo. A la espera de lo que pase tras el 26-J las concentraciones mensuales se posponen hasta septiembre, en la confianza de que el resultado electoral evite que tengan que volver a estar cada segundo jueves de cada mes en la calle defendiendo no solo sus derechos, sino los de todas y todos.

+FOTOS

Tercera Información