Una mayoría de los rusos considera que se vivía mejor en socialismo


Comunistas rusos durante la marcha del Primero de Mayo en Moscú. DENIS SINYAKOV (REUTERS).
Comunistas rusos durante la marcha del Primero de Mayo en Moscú. DENIS SINYAKOV (REUTERS).

Al cumplirse veinticinco años de la caída de la Unión Soviética, la mayoría de los rusos, lejos de considerarla historia pasada, se lamentan por su disolución. Según un sondeo publicado recientemente por el centro Levada, la mayoría de los rusos considera que se vivía mejor en socialismo. De acuerdo a los datos revelados por Levada, el 56% de los rusos confiesa tener nostalgia por el comunismo.

La encuestadora subraya que entre los “nostálgicos” el 53% de los entrevistados recuerda favorablemente la economía centralizada. No es, por tanto, casualidad que hoy, en Rusia, el debate en torno a este aniversario gire alrededor de una sola pregunta: ¿la Unión Soviética podía ser preservada?

El 1° de enero de 1992 se introdujo la liberalización de precios en el país, iniciando el proceso de restauración del capitalismo. Fue el inicio de los “salvajes años noventa”, una época de gran transformación -y caos- signada por las privatizaciones, el auge de la oligarquía, guerras entre bandas criminales y el colapso de la calidad de vida para la mayoría de los rusos.

El pasaje de una economía socialista al modelo capitalista no fue indoloro. El triunfo de la Revolución trajo importantes avances sociales para la clase trabajadora, como la implantación de la jornada laboral de 7 horas, un sistema de pensiones para ancianos e inválidos, la jubilación a los 60 años para hombres y a los 55 para las mujeres, la baja por maternidad, desde el inicio del embarazo, y un año tras el parto, unos 20 meses en total, la baja por enfermedad con un 100% del sueldo y un mes de vacaciones pagadas por el Estado, entre muchos otros.

Cabe destacar que la URSS creó el primer sistema sanitario gratuito y universal, que elevó la esperanza de vida de los soviéticos, de menos de 40 años en 1917, a llegar a los niveles de occidente en los 80 (70 años).

También impulsó el primer sistema educativo totalmente público y gratuito, que alcanzó las mayores tasas de alfabetización de la historia en las 15 repúblicas soviéticas. Además, los colegios soviéticos ofrecían gratuitamente alimentación para los alumnos, por lo que la conciliación laboral-familiar se hacía mucho más fácil que hoy en día en los países capitalistas. Además las guarderías también eran gratuitas, así como el transporte público en los centros urbanos.

LibreRed

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.