A mis compañeros de #45sindespidos (II), por Javier del Canto*


Tenemos nuevo Gobierno y una nueva Ministra de Defensa. No voy a hacer un juicio de intenciones; además, es malsano ser juez y parte. Serán sus hechos concretos para abordar los problemas más acuciantes los que despierten simpatías entre nosotros o, por el contrario, nuestras críticas más amargas.

Dicen que hay que dar a los gobiernos un margen, un periodo de tiempo para ver como respiran, un tiempo que los compañeros que están en la calle por tener más de 45 años no tienen.

Este sábado la asociación #45sindespidos os concentráis en Valladolid para pedir la derogación de la ley de tropa de 2006 y, desde el colectivo de militares demócratas ANEMOI, queremos mostrar nuestro total apoyo a vuestras justas reivindicaciones.

Estaré en Valladolid con vosotros, porque es de justicia que todos los militares tengan las mismas condiciones contractuales, porque es de justicia que no haya militares de segunda, pues según la Constitución todos deberíamos de ser iguales ante la Ley, y no ser discriminados por leyes de excepción, que en nuestro caso es de hecho un gigantesco ERE encubierto.

Desde el colectivo Anemoi -un colectivo de analistas militares al que me honro en pertenecer, pues agrupa en pie de igualdad, fraternalmente, a militares demócratas de los tres ejércitos, de cualquier escala o graduación- queremos recordar al nuevo Gobierno que ellos votaron una PNL en el Congreso de los Diputados junto al resto de partidos (excepto el PP) sobre este tema, así que hoy desde el nuevo Gobierno, no debería de ser difícil poner en marcha lo que ahí se exponía.

Pero no nos quedamos ahí, hay muchas cosas que arreglar en el Ejército, no puede ser que la conciliación familiar dependa de los caprichos del jefe de turno, no puede ser que se usen unas necesidades del servicio absurdas para denegar la conciliación. ¿Es acaso una necesidad del servicio un desfile o una celebración? Pues para algunos sí. Se tiene que regular claramente que son o que no son necesidades del servicio si queremos que haya una conciliación familiar efectiva en las Fuerzas Armadas.

La paga de los reservistas de especial disponibilidad hace doce años era muy similar al salario mínimo interprofesional, hoy es un 20% inferior. ¿Por qué? Pedimos que la paga RED sea igual que el SMI. Asimismo, pedimos que se termine el acoso a los militares comprometidos con los derechos de sus compañeros, me refiero por ejemplo a la cabo Teresa Franco, perseguida por asociarse, por luchar desde la legalidad por nuestros derechos. Y no es la única, hay muchos más compañeros perseguidos por asociarse. También exigimos la reincorporación a su puesto de trabajo de nuestro compañero el teniente Luis Segura, despedido injustamente por denunciar numerosos casos de corrupción en el Ejército.

Los problemas como veis son muchos y nos dejamos varios en el tintero, como las retribuciones, atención social, etc. Pero paso a paso… El sábado nos vemos en Valladolid.

*Javier del Canto, miembro del colectivo de militares demócratas Anemoi, reservista de especial disponibilidad RED.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.