Lograr el 10-N la abstención de la izquierda como en Andalucía, objetivo de la derecha


Errejón presenta una denuncia ante la Junta Electoral Central en la que critica el “juego sucio” que vincula al PP a través de una campaña de bulos que fomenta la abstención, un asunto que ha llamado, de confirmarse, como Génova Analytica

Resultado de imagen de campaña de abstención

La abstención mató al PSOE y a Adelante Andalucía en las elecciones autonómicas del 2 de diciembre pasado. Por primera vez desde 1982, cuando se celebraron los primeros comicios para la Junta, la izquierda perdió la mayoría. A pesar de que el PP obtuvo un resultado muy malo, sus 26 escaños (una cifra que no sacaba desde 1990 la primera vez que se presentó como PP tras dejar atrás las siglas AP) le sirvió a Juanma Moreno para gobernar por primera vez la Junta de Andalucía, tras firmar sendos pactos con Ciudadanos y Vox, la formación de ultraderecha.

En las próximas elecciones generales del 10-N, la abstención es precisamente uno de los ejes clave que definirán el resultado de los comicios. Sin ella, si el votante de izquierdas acude a votar y no se queda en casa, a PP, Ciudadanos y Vox difícilmente les saldrán las cuentas para frenar el liderazgo de Sánchez y la repetición de una victoria del bloque de la izquierda. En abril, la suma de PSOE, 123, y Unidas Podemos, 42, dio 165 escaños mientras que la de Vox, 24, PP, 66, y Ciudadanos,  57, dio 147.

Este miércoles, a lo largo del día, tanto eldiario.es como El País han dado cuenta en sendas informaciones de las actividades, entre otros, de Aleix Sanmartín, un publicista al que ya contrató Moreno para su campaña de las autonómicas y que hoy trabaja para Pablo Casado, según publicó El Independiente.

La agencia Cuadrangular, en un vídeo que ha borrado de su web en el que se dedica a ponerse las medallas de la que se podría llamar victoria no victoria del PP y que se puede ver aquí, muestra, hacia el segundo 46, una página de Facebook, socialistas por el cambio en Andalucía que se dedicó durante la campaña de las autonómicas del 2 de diciembre a arremeter contra Susana Díaz y a invitar a no votarla.

En esa página –que llegó a aparecer en el Facebook de más de 600.000 andaluces, según las fuentes consultadas por Público, y provocó que un porcentaje de ellos, unos 4.000 personas, compartieran sus contenidos– se llamaba, por ejemplo, a tachar el nombre de Díaz en la papeleta –se dictaron miles de ellos, lo que supone un voto nulo, algunos cálculos hablan de que esta práctica le pudo costar incluso uno o dos escaños al PSOE en las andaluzas– y se promovían hashtags como ConSusanaMeAbstengo.

En su propia web, en un enlace que ya no está disponible, pero del que Público tiene imágenes, explicaban bajo el epígrafe “¿cómo lo hicimos?”, es decir, lo siguiente: “Con grupos detractores, Cuadrangular construyó una poderosa campaña de contraste que permeó, con más de 2,260.000 impactos, en el segmento socialista tanto en lo digital como en los medios masivos de comunicación, en la que capitalizamos el hartazgo ciudadano, acabando con 4 décadas del gobierno socialista”.

Luego, añadían: “Una vez formados los grupos provinciales para difusión masiva, establecimos una estrategia de microsegmentación que nos permitió definir líneas de acción y materiales específicos para cada una de las audiencias de actores relevantes del panorama electoral. Así, enviamos mensajes focalizados para la movilización y desmovilización de votantes”.

El hoy consejero de la presidencia, Elías Bendodo, como coordinador de la campaña de Moreno, acudió esta primavera con, entre otros, Sanmartín a recoger un premio en Washington –para lo que tuvo que ausentarse de un Pleno en el Parlamento de Andalucía–. Allí, Bendodo describió la labor de Cuadrangular con esta frase,  según la recogió Europa Press: “El trabajo de campaña, que contó con asesoramiento del experto Aleix Sanmartín, potenciaba la idea de cambio sobre los indicadores negativos de paro, impuestos, sanidad y educación”.

Cerradas 359 cuentas

Aunque el PP y el propio Sanmartín se ha desvinculado de cualquier campaña sucia, y los propios aludidos en las informaciones de El País y eldiario.es también, además de a borrar páginas y cuentas en la red, este modus operandi, ya fue identificado por Twitter y por Facebook hace dos meses, cuando en total estos operadores eliminaron 359 cuentas falsas que se dedicaban a sembrar contenidos favorables al PP y desfavorables para sus rivales.

Así, un comunicado emitido por Twitter afirmaba: “Hemos eliminado 259 cuentas identificadas por un aumento falso que estaban operadas por el Partido Popular. Estas cuentas estuvieron activas durante un período corto y consistieron principalmente en cuentas falsas que distribuían spam o retweets para aumentar el impacto de sus mensajes. La transparencia y la apertura son valores arraigados en el corazón de Twitter que definen y guían nuestra metodología en torno a estas divulgaciones”.

Y otro lanzado por Facebook decía: “Los individuos detrás de esta actividad usaban cuentas falsas para comentar, amplificar y diseminar contenidos propios y de otros. Mientras la mayor parte de la actividad [de las páginas] estaba centrada en amplificar el contenido de otros, algunos de los propietarios de las cuentas publicaban sobre noticias locales y nacionales y temas vinculados a elecciones, el Partido Popular y críticas a adversarios. A pesar de que la gente detrás de esta actividad tratara de ocultar su identidad, nuestra investigación encontró vínculos a individuos asociados con el Partido Popular”.

El líder de Más País, Íñigo Errejón, ha denunciado ante la Junta Electoral Central este miércoles una campaña de bulos “estrechamente vinculada a Génova y al PP”. “Se ha puesto en marcha una campaña sucia con carteles en la calle y publicidad pagada en Facebook y en decenas de páginas falsas”, dijo Errejón. “Se ha usado mi nombre para el engaño y la confusión”, agregó, según recoge Europa Press.

La campaña a la que se refiere Errejón anima a la abstención, al igual que lo hizo socialistas por el cambio en las andaluzas, y usa también las imágenes de los candidatos del PSOE, Pedro Sánchez, y de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, acompañadas del lema 10N. Conmigo no contéis.

Errejón agregó que este acto de suplantación de identidad le recuerda a las campañas de bulos del hoy presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, del hoy presidente de EEUU, Donald Trump, y del Brexit, y remachó que si se confirma, “en vez de Cambridge Analytica se pasaría a Génova Analytica”.

Público

Noticia relacionada: El promotor de la campaña de intoxicación para desmovilizar a la izquierda está a sueldo de un gurú electoral de Pablo Casado

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .