Contra el Tribunal Supremo, por XAVIER VIDAL-FOLCH


Es triste comprobar cómo los amigos de Federico Trillo, de Andrés Ollero, incluso los de Soraya, callan cuando Santiago Abascal reclama detenciones extrajudiciales

Fachada del Tribunal Supremo, en Madrid.
Fachada del Tribunal Supremo, en Madrid. BALLESTEROS EFE