Unidas Podemos se suma al PSOE y la derecha para encubrir al torturador “Billy El Niño”


El torturador franquista Juan Antonio González Pacheco “Billy El Niño”
El torturador franquista Juan Antonio González Pacheco, “Billy El Niño”

Unidas Podemos se suma “por dudas jurídicas” al PP, Vox, C’S y PSOE en la Junta de Portavoces para vetar que el Gobierno tenga que facilitar la hoja de servicios de “Billy El Niño”. Poco después han reconocido que fue “un error” y modificarán su voto. Pero el daño ya está hecho.

Martes 4 de febrero. Este mediodía el diputado de Bildu Jon Iñarritu García compartía en Twitter la noticia de que Unidas Podemos, socios minoritarios del gobierno de coalición, se sumaban a las derechas y al PSOE en la Junta de Portavoces del Congreso de los Diputados para vetar la posibilidad de que el Gobierno tenga que facilitar la hoja de servicios de Antonio González Pacheco, alias “Billy el niño”, famoso torturador y agente de las fuerzas de seguridad del Estado Español.

Como el propio diputado ironiza en su tweet anunciando la cuestión, se trata de otra de las muchas “sorpresas” que nos trae cada día Unidas Podemos en el marco de su integración en el Régimen del 78 y en su aceptación de cada una de sus instituciones reaccionarias, sin importar las contradicciones que esto suponga.

Posteriormente, el diputado de Podemos Pablo Echenique aclaraba en su cuenta de Twitter que votaron en contra porque tenían dudas jurídicas, asegurando que votarían a favor si la solicitud vuelve a la mesa. Sin embargo, el Régimen del 78 no tuvo ningún tipo de duda jurídica a la hora de mantener la impunidad de los crímenes franquistas y, en casos como el de Billy el Niño, su colaboración con Interior con gobiernos tanto del PP como del PSOE.

 

 

Paradójico es que hace apenas dos años, Pablo Iglesias llorara relatando las torturas perpetradas por este agente de las fuerzas de seguridad y exigiera desde la oposición la retirada de las condecoraciones por un ejercicio de salud democrática y que hoy en día, impida incluso una iniciativa como la realizada por Bildu.

Pero no hace falta ir tan lejos en el tiempo. Hace apenas unas semanas Iglesias acudió a un acto en el Teatro del Barrio en homenaje a las víctimas de la represión franquista, para hoy proteger a uno de sus mayores torturadores. Una completa impostura.

Quizás es otro de aquellos “males menores” que desde posiciones reformistas se nos reclama que hay que asumir para evitar “males mayores”. En cualquier caso, no será más que otra de las pruebas de la necesidad de construir un proyecto revolucionario alternativo a la izquierda monárquica que se pliega a los intereses del régimen del 78 y de las clases capitalistas.

Más allá de las “dudas jurídicas”, la impunidad de personaje como Billy el Niño fue uno de los “pilares” de la Transición, que garantizó a los franquistas seguir libres después de 40 años de represión y seguir cometiéndolos desde las fuerzas represivas o codo con codo con las mismas. Este pacto de impunidad y silencio ya fue acatado por el PCE y el PSOE, a los que hoy se suma Podemos, también en calidad de ministros.

Izquierda diario