Descontrol en un albergue para personas sin hogar en Madrid: mascarillas de papel y aislamiento en los vestuarios


Imagen del albergue habilitado para acoger a personas sin hogar, durante el estado de alarma por la pandemia del coronavirus.
Imagen del albergue habilitado para acoger a personas sin hogar, durante el estado de alarma por la pandemia del coronavirus.

El segundo enclave ofrecido desde el Gobierno madrileño a las personas que viven en la calle ya está saturado. Si alguna de las 150 personas que ocupan todas las plazas presenta síntomas compatibles con el coronavirus es aislada en los vestuarios. Los trabajadores y CNT denuncian irregularidades surgidas por la externalización de servicios, aunque desde el Ayuntamiento defienden esta decisión dadas las circunstancias. La empresa defiende que cumplen con todos los protocolos.

Las 150 plazas destinadas a personas sin hogar en el recinto ferial de Madrid  pronto se quedaron cortas. Otro centenar y medio de plazas se ofrecieron el 30 de marzo en el céntrico polideportivo Marqués de Samaranch, que también se llenó en pocos días.

La pobreza, una parcela de la realidad que ni con la crisis sanitaria parece importar , es el motivo por el que cientos de personas tienen que acudir a este macroalbergue que está gestionado por la empresa Grupo 5, la cual ha sido denunciada por CNT–Comarcal Sur debido a ciertas negligencias que han encontrado en el funcionamiento del pabellón y que parten, a su entender, de la gran externalización que sufre el sector de la atención social desde los ayuntamientos y comunidades, aunque desde el Ayuntamiento se defienden alegando que “se ha tenido que externalizar este servicio porque era la única forma que había para actuar con la rapidez que exige el momento”.

El sindicato se ha visto obligado a intervenir ante Inspección de trabajo a causa de las “irregularidades laborales y abusos producidos desde la primera jornada de trabajo de la plantilla”, según reza un comunicado difundido por la Confederación Nacional del Trabajo (CNT).