CARTAS DE VERANO ENTRE DOS MUJERES (7), POR E. DE LA CRUZ Y L. MODROÑO


Querida Enriqueta:

Me gusta este recuerdo tuyo dedicado a Lucio. La prensa oficial guarda silencio. Era demasiado coherente, demasiado ser humano este Lucio, viejo resistente, comprometido con la libertad y la justicia hasta el final de sus días. Demasiado claro hablando y pensando. Sus palabras de “no perdono ni olvido” es la única respuesta y la única actitud posible ante el genocidio irracional orquestado por el dictador.

La transición quiso que se perdonara y se pasara página. ¿A quién le interesaba esto, Enriqueta? ¿A la víctima o al verdugo? Sólo a este último, querida amiga. Sólo a este último en la esperanza de desvincular su responsabilidad histórica de unos hechos tan atroces y sanguinarios.

No a la víctima, sorprendida aquel 18 de julio que tranquilamente comenzaba sus vacaciones.

Maravillosa obra metafórica la de Las bicicletas son para el verano, con muchas lecturas, con muchos registros, entre otros el de que, una vez más, España perdía el tren del desarrollo y el progreso.

Lucio, tan querido, tan admirado por muchas personas aún en estos tiempos en los que parece cada vez más lejana la utopía. Tan utópico, el viejo Lucio, y aunque él negara siempre su propia utopía. Tan coherente.

Su profundo pensamiento anarquista nacido de la constatación de la corrupción inherente al poder sigue vigente. “Todo poder corrompe”, solía decir, y el mucho poder corrompe mucho. Y ¿quién no ha sentido esa verdad aplastándole, mordiéndole alguna vez?

Mítico “bandolero”, este Lucio. Escribo entre comillas porque concentró su vida en un ataque permanente contra el poder y la riqueza absurda que no para de acumularse en unos pocos bolsillos mientras la mayoría pasa sed de justicia y hambre. Tan metafórica como real.

Llamaba imbéciles a toda esta cuadrilla de dueños y amos de sillones que no sueltan, desde los que se creen ricos en todo y no se saben pobres, extremadamente pobres, en todo lo que tiene que ver con lo importante.

Fue una voz que no calló nunca, hasta este 18 de julio siempre escrito en negro en el calendario español. Descansa en paz, viejo luchador, tu voz no ha de callar.

República y anarquía. Qué bien suenan.

En otro orden de cosas, ya sabrás que, por fin, se ha firmado y concedido el acuerdo con Europa para ayudarnos a salir de esta crisis iniciada como sanitaria y convertida en económica, por mor de nuestra propia debilidad, que se nos avecina y que va a ser terrible.

Ando unos días por Galicia. Por La Mariña Lucense, para ser más exactos, y ya se nota este futuro inmediato que nos aguarda a la vuelta de la esquina: establecimientos cerrados, hostelería y restauración a menos de la mitad de su ocupación en un mes donde, años atrás, tenías que esperar de pie a ser atendido. Y tristeza en el ambiente. Un gris mortecino, más allá  de los días nublados que nos acogen. De ese cielo tal gallego, tan plomizo y lluvioso que, no obstante, preside y envuelve esta tierra mágica. En estos días, sobra preocupación y miedo ante este futuro tan amenazador.

Cuando aún resonaba la crisis del 2008 nos has vuelto a estallar en las manos esta otra. No hubiéramos conseguido salir solos de ella, Enriqueta amiga. Por ello es tan de felicitarnos este acuerdo con Europa. Conseguido a pesar de Holanda, que esconde hipócritamente tras unos argumentos falsos y falaces, su propia realidad. Conseguido, desde luego, tras una lucha titánica tanto dentro de nuestro propio país –a ver si la ciudadanía se entera de lo que es ese partido que grita, amenaza, insulta… buscando la confrontación y la guerra permanente, sacrificando e inmolando a la bestia a todo un país para salir ganador de sus miserables miserias-, como fuera: la actitud de los llamados países frugales que solo esconden insolidaridad y egoísmo a raudales. Y sus propios problemas. Holanda necesita  el endeudamiento de España e Italia para, cómo depredadores sociales y económicos, seguir viviendo ella.

Afortunadamente, ambos han sido vencidos y hoy podemos congratulamos de unas gestiones llegadas a buen puerto. Ahora solo cabe esperar que su gestión esté a la altura que debe estar y que esperamos que esté.

Mucho es lo que hay que hacer. Y convertir el slogan-mantra de que de está solo salimos todos juntos es prioridad y objetivo. Ya hemos comentado en más de una ocasión que esta crisis, cómo todas, se ceba sobre todo y fundamentalmente en las más pobres, en las más desheredadas. Confiemos y crucemos los dedos porque este gobierno que parece, a pesar de sus errores y su tibieza en otros asuntos, tener los derechos humanos y la justicia social como bandera, se afiance en ello y no se deje engatusar por cantos de sirena alguna.

Mujer, infancia, pensiones, desempleadas, migrantes… son la población más afectada. Y queda mucho, mucho por hacer. Estaremos vigilantes.

Vox es cada día más ridículo. Sigue con su estrategia del escándalo haciendo realidad aquello de que no se deje de hablar de uno aunque se hable mal. Desde que comenzaron a escalar posiciones y conseguir votos no han variado. Porque las estupideces que afirman son de tal calibre que es imposible creer que sea algo más que la estrategia payasil que han encontrado para que alguien se fije en ellos. Y a fe que ¡parece que les funciona!

Fíjate, sin ir más lejos, en lo ocurrido en Galicia: ¿a quién se le ocurre ir a hacer campaña electoral en poblaciones en las que sabían previamente que iban a ser abucheados? A un demente o a alguien que tiene clara la estrategia del enfrentamiento y la confrontación como estrategias políticas válidas. Y tienen su público, ya ves.

Pero no puede dejar de parecerme inquietante. No por ser una panda de energúmenos sino por el predicamento que pueden tener y, de hecho, tienen en algunos sectores sociales. No es fácil olvidar que este país nuestro aplaudió y bendijo el paso de un rey que traía de nuevo la Inquisición y las “caenas”. Porque podía haberse quedado en sus casitas, que nadie le obligaba a lo contrario, pero prefirió dar su bendición a su propio sometimiento. Y no olvidemos tampoco que es este un país de hidalgos vestidos con harapos cuya ceguera les impide ver.

Un país que prefiere ser empleado y tener un sueldo fijo a fin de mes, por mísero que sea, a arriesgarse creando riqueza y desarrollo. Que inventen otros, que creen otros. Y así nos va.

Nos falta hidalguía, siempre se tildó de loco aquí al emprendedor, al soñador, y nos falta altura de miras. Nos sobra mediocridad y timidez, por llamar de alguna forma a lo que, posiblemente, no esconda sino cobardía, miedo y falta de confianza en nosotros mismos. Resultando, cuando menos, curioso que se considere más seguro esa dependencia que la autonomía. Siendo así que el despido y, por tanto, la inseguridad del primero ondea siempre en el horizonte.

Una economía dependiente, basada en el ladrillo y el servicio son nuestras señas de identidad.

Que no se sostiene y que la hace sumamente frágil, cómo la propia historia tan machacona ella, se empeña en demostrar. Una tierra ocupada por empresas ajenas y siempre centradas en sus beneficios, nada de empresas españolas mirando hacia el desarrollo de su país. No tenemos tejido empresarial fuerte y consistente, Enriqueta. A lo sumo y casi como una hazaña, pequeños empresarios.

Y esa dependencia nos hace sumamente frágiles. Cualquier amenaza de abandono, cómo el actual de Nissan, supone un cataclismo para todo el país. Miles de personas amenazadas con quedarse en la calle y miles de empleos indirectos que se verán afectados por el cierre. Un cataclismo, al que probablemente seguirán otros, sumado al producido por el virus. Un suma y sigue…

Menos mal que en nuestro auxilio acude Europa. Esto tómalo con el punto de ironía que encierra.


Querida Luz:

Dices muchas cosas y bien dichas. De Vox: siempre fueron los fascistas histriónicos sin sustancia, payasetes. Tú que eres psicóloga sabrás qué significa eso. Cada vez más flojos aunque arraigados en eso que analizas. Nos falta base porque mataron a la base y la inteligencia. Nos sobran borregos. Pero hay gente fetén aquí que renace…

Descubriendo a fondo a Barthes pienso: si la cuestión fuera crear un castillo de esos de Exin Castillos (hacer sociedad, país, cultura, política, res-pública) nosotros no iríamos ni por el foso (el agujero). Por eso hacemos agua constantemente antes de poner la primera pieza necesaria, antes de la base. Así que debemos empeñarnos más. Lo lograremos…

Bueno, Luz, a ver si Europa y dentro de ella, España, se van reconstruyendo con ese acuerdo alcanzado que para los fachas todo es poco y más si es Sánchez quien lo consigue. Ojalá no sea a costa de menos y más esmirriadas pensiones y le echemos de carnaza a los reyes y sus gastos. Pobres la pareja de bastos, ya acorazados detrás de los antidisturbios que son funcionarios públicos de todos y se dedican a ser escudo de los no queridos. Menudo viaje con detenidos, con algaradas, que es que son unos provocadores de disturbios, que son un peligro. Deberían salir menos y leer más, porque entregan el Premio Cervantes y de El Quijote ignoran lo profundo, si es que lo leyeron. Que como dijo el gran hidalgo: Cambiar el mundo, amigo Sancho, no es locura ni utopía, sino justicia. Y ellos lo que hacen es detener esa justicia que va a por ellos de plano, por cierto. Para poder cimentar este país. Ánimo y amén.

Holanda se está portando horrible por lo que dices, por sus problemas. La corona de España fue la que la lió en Holanda, ya te comenté algo de la manía que nos tienen, y ahora nos la pagaron bien, que esas cosas no se olvidan por siglos. Cuando Cortés, Hernando el de Medellín, ya no moló al tal Carlos el derrochador, emperador absurdo venerado por el fascismo español que solo quiere gasto y destrucción, pues bueno, pues mandaron allí a México a los arribistas de siempre que sin currárselo gobernaron y como los

estómagos agradecidos son como son, nada de lealtad verdadera a sus ex compas o capitanes, sino al que les daba más esclavos indios en ese presente. Anda que no son listos los monarcas y los obispos. Y los caraduras y los rastreros… Y los reyes, como es de su condición, hicieron lo que les engordaba la saca a costa de la sangre y el sudor de los demás.

Otros que me tienen preocupada son los polacos. Los poloneses que les decían en Mauthausen que fueron unos catolicones contra muchos de los llevados a exterminar, unos fatales con la gente en esas circunstancias… Ahora no quieren la convención sobre mujeres, el acuerdo contra la violencia machista no les va porque ellos saben tratarlas, dicen. Eso me suena… Pues que les echen. En serio, fuera Polonia si no sabe respetar derechos humanos en nombre de ideario sectario y maltratador.

Gracias Luz por las palabras que dedicas a Lucio, alma ya, que aquí queda, como contrapunto y esperanza.

Yo, como siga esto como va, quisiera morir también en París, en Francia, por aquello de que verdaderamente son otra cosa esas gentes y por mal que nos trataron cuando lo de nuestro gran exilio, en Argel donde hicieron esclavo del Transahariano a mi tío abuelo, líder socialista…, y en todas partes (eso no se olvida tampoco), pero fue tierra de esperanza y formación, de la que no volver si se puede uno consolidar, que hasta a los fachas y a todos los carlistas y demás así de otros exilios, ya cuenta Marañón que los mandaban a logias pa educarlos un poco, refinarlos y tal, y volvían como una seda de monos… Algunos no, algunos se malearon y hasta se codearon con lo peor de los socios de los GAL, entrenados en la guerra de Argelia, la OAS maldita…

Pero bueno, que está allí mucha de mi gente en los cementerios… Y me encanta el reconocimiento de la patria a los hombres ilustres, ese panteón parisino, que aquí lo hay pero sin pompa estatal ni reconocimiento alguno: otra asignatura pendiente. Y están en lo que fue una iglesia. ¿Qué mejor que ese uso, gracias al laicismo que se curraron?

Pero fíjate aquí qué hay del laicismo sino coñas con él y uso arbitrario del concepto. Pa hacernos el lío de nuevo. Ahora acusan a los masones aquí de inspirar el funeral de Estado que de laico no tuvo nada.

Yo, a nivel ciudadano creo que solo se puede respetar lo respetable y a estas alturas de siglo, las charangas y panderetas con sectas y demás no las trago. Y eso que reconozco de veras todo lo que comparto que dices de los que gobiernan. Pero no se atreven a mover las piezas correctamente. Aún así, defiendo cosas, cuando hacen cosas de aplaudir.

Estos días me cuenta una mujer que una facha le ha preguntado en plan críticas a Sánchez que cómo puede vivir con 400 euros y tal, y ella le ha dicho que con lo que no podía era con los cero euros que le proporcionó Rajoy cuando aquello de no poder cobrar la no contributiva porque tenía que mantenerla su marido, eso le decían los del Inem y menos mal que por los socialistas le declararon nulo y anticonstitucional lo de sumar las rentas familiares sin respetar su trayectoria laboral únicamente, como ahora es; eso sí, no le han pagado los atrasos, que si es nulo eso que hizo el PP, deberían ir a la raíz, al día mismo en que el PP hizo la cabronada. Y le añadió que desde luego ni Sánchez, ni el coletas, ni Ayuso, ni el de las Azores ni su mujer, ni esos como Aguirre o los demás, se las apañan con 400.

También me dice otra amiga que se ha comprado un flotador unicornio para que le dé suerte en las vacas y que desde él rema un poco con las manos y ve estupendamente a los golfos en sus yates y fuerabordas, esos bribones que yo conocí en Palma… de Mallorca… Y que piensa que con un unicornio y un techito decente, si esos sinvergüenzas no robaran tanto, pues tendríamos todos pa tirar. Qué pena ver pasar con sus máscaras a los top manta por la playa, sin poderse ni remojar.

Me recordó todo ello a Arrizabalo, el profe de Económicas tan importante por lúcido y valiente, cuando dijo ¿de dónde sacar, pues de donde está? Lo tienen ellos… Esos golfos.

Luis Gonzalo Segura, el teniente echado del ejército por honorable, bien dice de los de la familia real filonazis y de otras cosas y de sus crímenes. Hay que leerle en RT y sus magníficos libros esclarecedores. Y, por cierto, si van a quitar el ridículo (y alarmante por eso de “todo”, que no se sabe qué es), Todo por la patria, que pongan simplemente: Soy funcionario público, y se lo graben en la cabezota los que tengan aún esos cráneos de plomo que señaló Lorca. Es tarea próxima desmilitarizar (cuando no eliminar) un cuerpo que siempre fue tras los gitanos y los pobres, a favor del rico, del señorito, y no tontear ni consentir más con eso; es lo que debe hacerse.

Este país tiene un ejército contra su pueblo, una guerra a cuestas de exterminio de medio país en la que participaron los que no fueron leales a la democracia que están por reconocer y tener su estatua, aunque era su deber. Defenestrar a todos los golpistas, eso sería el mejor lema.

Hay que poner las cosas en su sitio. Y llevar a los tribunales a los periodistas que sacan a un vicepresidente disparándose en la boca, esos sadomasos enfermos.

Hay personajes públicos, como el vice, que tienen reserva entre comillas y solo entrecomillas de lo privado que le pagamos entre todos. Y me refiero a que todo lo que se le tenga que investigar que se haga, por supuesto, sea Dina o su vecina. Pero de eso a quererle muerto va una diferencia. Intentan derribarlo no por bolivariano, que no pienso que lo sea, ni siquiera comunista, sino porque está verdaderamente más preparado que el rey y que Villarejo, Inda y esos tipos. Otra cosa es cómo utiliza esos saberes tan hábilmente y tal, don Pablo, pero eso es otra cosa, ya digo…

De Villarejo todo inquieta porque espérate a ver si en el vértice de esa pirámide de las cloacas no esté Palacio, como apuntó públicamente un militar que es amigo mío. “La familia real, posible origen de las cloacas”, dice este hombre, el capitán de navío Ruiz Robles.

Aún así, ya digo, que se investigue lo que haya menester. Y se escuche a cualquiera que sepa de lo que habla, sin atender chantaje alguno, por supuesto. La ocultación de crímenes no me parece una opción, cante quien cante, que suelen cantar lógicamente las ratas que saben muy bien cómo es la cloaca y su mierda porque viven en ella, de ella; son los sicarios. Y personalmente he podido comprobar en mis investigaciones cómo cloacas y lo súper fino y súper alto se comunican y hasta se exhiben a veces semi públicamente a cara descubierta, se medio codean. Es natural, igual que tenemos que entender de una vez que monarquía, imposición de eso, es por definición corrupción, dádivas, favores, explotación del débil, no democracia, sino su contrario.

Y mientras, Holanda que se fastidie y que aquí nos expliquen claro, con transparencia, qué van a hacer con el dinero. No creo que sea otra vez para la duquesa de Alba, los del Ibex y algunos otros curas y entre todos se lo liquiden en cuatro días… Debería haber un examen público cada tantos meses, como lo habrá de los otros europeos que irán soltando según proyectos y supervisarán… Y las ratas… de aquí a Manhattan, donde crecen, que una más, una menos…

Anterior –  Siguiente