¿Dónde ocultan a las Víctimas del Franquismo? ¿Dónde están sus familiares? Por Elsa Osaba*


La ‘escalera de la muerte’ de Mauthausen

Estos días se han celebrado actos conmemorativos a la Memoria de los Deportados españoles. En España, ya se apresuran autoridades de distinto peso político a recuperar el tiempo perdido. Todos y todas, deportados en los campos nazis, han fallecido. 

De los últimos supervivientes hablo, porque los otros, los otros que se quedaron en los distintos campos convertidos en cenizas y humo no fallecieron: los exterminaron. Los aniquilaron por hambre. Un hambre que los dejaba convertidos en esqueletos del horror. Por asfixia; ahogamientos; por palizas sin fin; congelados en vida; lanzados al vacío en esas caídas del paracaídas en el murode la cantera empujados por los kapos aburridos; aplastados por esas piedras que subían en la famosa Escalera de la Muerte con sus 186 escalones de bordes afilados; haciendo de diana para afinar punterías; como cobayas para sus pseudo experimentos humanos; entre las fauces de perros asesinos; gaseados; muertes causadas por ese Mal inimaginable en un ser humano… por capricho, por desprecio a la vida del Otro…

Ruego con fuerza se borren de memoriales españoles donde esté inscrita la palabra convertida en insulto de ” fallecidos ” como en ese minúsculo monolito irrisorio ubicado en los jardines/aparcamiento del Ministerio de Trabajo.

Hablando de ese monolito: En este periodo llamado democrático, se han erigido por toda la geografía de este país diversos memoriales a deportados y otros colectivos de Víctimas. Unos con la aportación de asociaciones, familiares, pocas por instituciones públicas. ¡Qué vergüenza! Llama la atención que diversos pueblos pequeños ostentan obras que emocionan. Y en la capital de este país tan dado a la desmemoria, tan del “Vamos a hacer”… y no llega y/o mal, distorsionado, casi caricaturesco… nos plantan un supositorio de un metro con placa y el ya mencionado fallecieron arriba expuesto.

Tras el acto del año pasado presenté a la vicepresidenta varias fotografías de memoriales a los Deportados, comparándolas y sin aludirlo, es de cierta violencia política ese mezquino monolito Tan pequeño para tan gran sufrimiento. ¿Qué pensarán los embajadores extranjeros al ver ese engendro? ¿Qué pensamos las familias? ¿Han preguntado? Y me presto a la reflexión ¿Será así de raquítica su próxima Ley de Memoria Democrática? Los preliminares no gustan a las Víctimas y familiares.

El año pasado, 30 de enero 2020, hubo bastantes familiares en el acto inaugural. Ya circulaban rumores sobre la pequeñez del monolito, pero nos presentamos con ese símbolo, por el que habían luchado y entregado su vida los nuestros: banderas tricolores, republicanas. Cuál fue nuestra sorpresa, cuando la vicepresidenta de la Amical de Mauthausen ordena en el nombre de las autoridades retirar nuestras banderas y elimina las flores moradas de su ramo republicano. Solo un grupito de tres personas sentadas, hicimos caso omiso y desplegamos orgullosamente la bandera, ese orgullo irrenunciable, sobre nuestras rodillas. 

¿No basta la profusión de simbología fascista en nuestra vida diaria para que en lo que debiera de ser nítido homenaje a nuestros familiares se nos agravie, se les insulte a ellos los que fueron los más tenaces demócratas? ¡¡¡Quítense la careta y digan que son monárquicos!!! 

Este año, no invitaron a las familias y sólo ondeó cerca del monolito la bandera nacional, la monárquica. Es un dolor insufrible para nosotros, que quienes tanto prometieron se apropien de nuestras víctimas para beneficiarse, para salir en la foto oficial y doblar la cerviz ante la bandera monárquica. Y pienso en todos los míos y sus miles de compañeros que murieron en la lucha o nonagenarios no hace tanto y no vieron jamás un gesto de justicia, de reparación o de buena voluntad. A nosotros nos toca ver este travestismo engañoso. 

En la Transición, ya lo decía Felipe González: “Hemos decidido no hablar del pasado”. Cuando le pregunté a la vicepresidenta por qué no se nos había invitado… Tras un titubeo acusó a ese microbio: ¡¡Por la pandemia!!

Sigo reflexionando: ¿Acaso el Gobierno y su partido desean una paz para asegurar esa «reconciliación» nacional para borrar el pasado y sus atrocidades cometidos por los distintos fascismos y el nazismo, para borrar nuestras memorias sin Justicia, sin Reparación y sin la Verdad desconocida por la mayor parte de este país? 

Lo triste es que unos murieron desamparados y sus familiares seguimos sin cerrar ese duelo de pérdida y de agravios. ¡¡¡ Quítense la careta y digan que molestamos!!! Son como con el Liberalismo y su frase: “Todo por el pueblo, pero sin el pueblo”. Ahora con sigilo murmuran: ” Todo para las Víctimas, pero sin ellas”. 

Pienso en esa Ley de Memoria no Democrática, por lo que se ve: se nota que se confecciona con bolillos para apaciguar los ánimos de un gran colectivo que no se rinde, ¿Cómo nos nombrarán? ¿Cuatro exaltados? ¿En qué momento estratégico van a eclosionarla? Han pasado más de dos años y el secretario de Estado sigue clamando: ” Estamos haciendo…”, “Estamos en ello…”. ¿Qué? y sobre todo: ¿Cómo?

Vi, representantes de asociaciones fieles a la invitación, disciplinados, colocados obedientemente sobre etiquetas. Guardando una estética, que para aliarse con el poder nos abandonan y acuden prestos y firmes a la convocatoria. La grave complicidad con ese poder es que ninguno de esas siete personas tiene un familiar deportado. Luego, ¿qué defienden? Ahora, ni somos invitados en el Día del Holocausto, dicen que sólo es exclusivo de los judíos. Y de nuevo reflexiono: ¿Estarían los nuestros de fiesta en Mauthausen; en Dachau; en Sachsenhaussen (campo con intereses económicos de las poderosas familias Thyssen y Krupp); en Ravensbrück; etc…, etc…? ¿No fue para ellos, los deportados españoles, un… genocidio?

En sus discursos dan clase de historia. O como nuestra vicepresidenta habla emotivamente de esos luchadores de la Libertad, de esos demócratas …pero no hay reconocimiento jurídico en el BOE (Boletín Oficial del Estado). Tampoco hay posibilidad de exhumar sus restos (por voluntad de sus familias) de cementerios franceses o de otros lugares, a su pueblo de origen. Serían más baratos que los de la División Azul, que son más lejanos; más difícil de hallar y eran mayoritariamente de ese bando golpista y que reciben honores al llegar… por los suyos.

A ustedes, gobernantes del PSOE, les dejo elegir entre la Dignidad o el continuado desamparo de la Víctimas del Franquismo y sus familiares. Cambien el modo de homenajear. Primer ruego. Hay muchos más…

Continuará…. 

*Elsa Osaba, familiar de tres deportados.

Querella Argentina.