De Nóos a los ERE: así funcionaba la trama de extorsión de Manos Limpias y Ausbanc


LA “ORGANIZACIÓN CRIMINAL” REALIZÓ COACCIONES EN EL CASO NÓOS, EN EL DE LOS LOS ERE Y EN DOS PROCESOS ABIERTOS CONTRA EL SABADELL Y FACUA

Madrid.- La Policía ha hecho un trabajo exhaustivo en el caso de Manos Limpias yAusbanc, cuyos máximos responsables, Miguel Bernard y Luis Pineda, quedaron este lunes en prisión incondicional y sin fianza. El juez Santiago Pedraz ha tomado esta decisión ante el cúmulo de indicios y pruebas reunidos por la Unidad de Delitos Económicos y Fiscales (UDEF), que desde febrero del año pasado seguía la pista de las actividades de un entramado de apariencia legal que emerge ahora como una organización criminal. 

El magistrado imputa a Bernad delitos de extorsión, amenazas y pertenencia a organización criminal mientras que a Pineda le atribuye también fraude en las subvenciones, estafa y administración desleal.

El Ministerio Público tiene indicios de que conformaron desde hace años una trama dedicada a extorsionar a entidades bancarias a cambio de no iniciar acciones legales contra ellas en los tribunales. La operación bautizada como ‘Nelson’ es fruto de una investigación que arrancó el 23 de febrero de 2015, hace más de un año. Exigían a las entidades sumas de dinero también a cambio de no difundir sobre ellos informaciones negativas.

En el curso de la instrucción se han podido obtener suficientes indicios de que las personas detenidas utilizaban sus asociaciones, que supuestamente no tienen ánimo de lucro, para su enriquecimiento personal o el de sus allegados. Según el fiscal,además de extorsionar a los bancos, obtenían fraudulentamente subvenciones y ofrecían “la retirada de la acción penal en algunos procesos previa exigencia de importantes cantidades de dinero”, actividades que desarrollaron de forma organizada y prolongada en el tiempo.

CASO NÓOS

Luis Pineda prometió en una conversación telefónica con el director general de la Fundación La Caixa “plegar velas” en la acusación contra la Infanta Cristina en el ‘caso Nóos’ e incrementó de dos a tres millones de euros el pago requerido para hacerlo argumentando que la causa generaba “muchos gastos procesales”.

En el auto en el que envía a prisión a Pineda y a Bernad, el juez Santiago Pedraz detalla esta conversación en la que el responsable de la asociación de usuarios de cajas indicaba que la abogada Virginia López Negrete se había “pasado” en su intervención en ocasión de la declaración de la hermana del Rey Felipe VI.

“Tendrá que plegar velas y punto”, dijo y agregó que la letrada ya había tenido su “momento de gloria” y tendría que asumir la decisión le gustara o no.

CASO DE LOS ERE

El juez ha desvelado también que el responsable de Ausbanc pactó con Unicaja la declaración judicial que debía prestar el presidente de la entidad, Braulio Medel, en el caso de los ERE. La intención era dar credibilidad a la retirada de la acusación en esta causa por la que la asociación quería recibir un pago de un millón de euros, detalla.

El juez precisa que Pineda cerró el acuerdo con el secretario general de Unicaja. En los días previos a la declaración judicial, que se produjo el pasado 17 de febrero, ambos ultimaron los detalles “para que transcurriera en un sentido favorable al presidente del banco”. El día posterior al interrogatorio, Pineda y el secretario se reunieron “y celebraron lo bien que había salido todo”.

El escrito en el que Manos Limpias y Ausbanc retiraban finalmente su acusación, presentado el pasado 1 de marzo, fue remitido por Pineda a Medel con la leyenda‘MISIÓN CUMPLIDA’, agrega el auto.

La cifra abonada por el banco rondó “el millón de euros a pagar en dos bloques”. El primero de ellos, por importe de 600.000, debía abonarse antes de la declaración y el resto, 400.000 después de ella, dice.

COACCIONES A BANCOS

Por otra parte, el magistrado relata que aprovecharon la “cobertura” de la defensa de los consumidores para “coaccionar” a entidades bancarias para alcanzar “acuerdos económicos enmascarados”. Concretamente, Ausbanc destinó a sus sociedades más de 5,3 millones de euros y actuaron mediante estas tácticas en cuatro casos abiertos en los tribunales: Nóos, los ERE y dos procesos abiertos contra el Sabadell y Facua.

El juez apunta que la organización estaba dirigida por Luis Pineda y que este utilizó la “cobertura” de Ausbanc en defensa de los consumidores para “presionar” a entidades y obtener un beneficio económico ilícito. De este modo, realizaron tácticas de coacción para alcanzar acuerdos económicos “enmascarados en contratos publicitarios y utilizando a su vez al sindicato Manos Limpias para reforzar las coacciones”.

El dinero recaudado por Ausbanc procedía de dichos ” convenios publicitarios” así como de las subvenciones que recibía por su condición de asociación sin ánimo de lucro, señala el magistrado en su auto, en el que detalla el papel que desempeñaban los detenidos en la organización, que contaba con ramificaciones internacionales enColombia, Venezuela y EEUU.

El auto describe las conductas de desvío de fondos, las presuntas estafas a los asociados y las negociaciones por las que conseguían los contratos publicitarios y destaca que desde noviembre los investigadores detectaron presiones en los casos de Nóos, Sabadell, Unicaja en los ‘ERE’ y Facua.

Como ejemplo, especifica que la organización llamó el 29 de febrero de 2016 al director general de la Fundación La Caixa y el 14 de marzo al subdirector general de la asesoría jurídica del Sabadell para negociar la retirada de la acusación popular contra la Infanta Cristina en el ‘caso Nóos’. Las dos entidades contactaron con el abogado defensor de esta, Miquel Roca, que denunció ante la Policía el 30 de marzo el ofrecimiento realizado por Pineda para “tratar el tema de Palma”.

Según el auto, comenzaron pidiendo dos millones pero después incrementaron esta cifra hasta los tres porque habían tenido muchos gastos procesales relacionados con la causa. También, se ha detectado que Unicaja tendría que pagar un millón de euros si quería que Pineda solicitara el archivo de una causa contra la entidad en los tribunales; mientras que en el caso del Sabadell pedían rebajar la deuda de un constructor.

Fuente: La Voz Libre