La extrema derecha resurge entre la juventud


El movimiento ultra renace entre muchos jóvenes universitarios desde la eclosión del terrorismo islámico. Utilizan las redes sociales para difundir sus mensajes y los vídeos de sus actuaciones. Hogar Social se erige como el parapeto del resto de grupos repartidos por toda la geografía española

Poco a poco, y sin hacer demasiado ruido, la extrema derecha gana adeptos entre los jóvenes universitarios españoles. O al menos esto es lo que se desprende del auge reciente que han experimentado en internet los grupos afines a sus postulados. La gran mayoría de estas agrupaciones superan los 1.000 seguidores en las redes sociales y algunas de sus declaraciones llegan a alcanzar los 3.000 mensajes de apoyo (tipo ‘me gusta’) y a recibir más de 300 comentarios. “La situación asusta porque este tipo de grupos alientan una intolerancia hacia el diferente que en muchas ocasiones se traducen en agresiones.”, afirma Esteban Ibarra, presidente de la asociación Movimiento Contra la Intolerancia.

El principal grupo instigador y precursor del movimiento es el madrileño Hogar Social, que ha utilizado a su sección juvenil para multiplicar los adeptos a su causa. Un colectivo que abraza y revindica el legado del falangista y fundador de las JONS Ramiro Ledesma. La gran cantidad de actuaciones reivindicativas llevadas a cabo por Hogar Social han convertido a la agrupación en una especia de guía para el resto de grupos nacionalistas que se distribuyen por todo el territorio español. Rara es la provincia que no cuente con un grupo radical de extrema derecha que tenga como modelo a esta asociación.

Hogar Social asegura defender todo lo que sea español. Sus miembros aborrecen a los inmigrantes y abogan por una política nacionalsindicalista. Entre sus labores habituales está la recogida de alimentos en los barrios más castizos de la capital para después repartirlos entre los más desfavorecidos, siempre que tengan nacionalidad española. Tienen su sede en Chamberí después de ser expulsados de su primera ‘okupación’ en el barrio de Tetuán, aunque durante los últimos días han visto amenazado su centro de reuniones y han utilizado cadenas para atrincherarse y no ser desalojados. Más de 10.000 seguidores en Twitter y 34.000 en Facebook respaldan a este colectivo.

La aparición de este grupo tampoco ha pasado inadvertida para Ibarra. “Hemos visto su desarrollo en las redes sociales. Especialmente en Facebook y en Twitter. Ahora se utilizan más las redes sociales. Antes, eran mas habituales las páginas web. Es inquietante y preocupante todo lo que está sucediendo”, explica el presidente de Movimiento Contra la Intolerancia.

Ibarra lanza, además, un aviso a las instituciones y a la sociedad para evitar que este movimiento siga en expansión: “Las instituciones han de estar alerta y la sociedad tiene que percibirlo como un problema para la convivencia y no alinearse ni permitir su progresión”.

Auge en Andalucía

El sur de España ha sido tradicionalmente un territorio en el que predomina la izquierda, pero en provincias como Jaén también existen grupos que comparten la ideología de extrema derecha. El más importante es el Bloque Joven Jaén, ‘filial’, del grupo radical Iberia Cruor, que presume de llevar en activo más de ocho años. Debido a su antigüedad, Iberia Cruor es la segunda formación de extrema derecha más importante del panorama nacional. Cuentan con un blog propio, más de 6.000 seguidores en Twitter y casi 3.000 en Facebook. También tienen un canal de Youtube, donde presumen de sus labores sociales, protestas y manifestaciones. Los vídeos de Iberia Cruor se centran en su gran mayoría en la unidad de Españay contra el secesionismo vasco y catalán.

En Andalucía también hay colectivos en auge de nueva creación como Núcleo Joven Granada, que en Twitter ya cuenta con más de 3.500 ‘followers’. Sin embargo, en Facebook se nota su corta historia al contar sólo con 900 ‘likes’. El grupo está formado por varios jóvenes universitarios y surgió hace apenas un año como contestación al terrorismo islámico.

A Ibarra no le sorprende que la mayoría de integrantes de estos grupos de ultraderecha sean gente con formación o universitaria. “En un contexto de crisis el adoctrinamiento es más sencillo. Esa manipulación llega a sectores que no tienen por qué estar en situación de exclusión social. Sólo hay que recordar la gran cantidad de médicos, arquitectos, políticos… que se alinearon con el partido nazi”, afirma.

Menos relevantes son otros grupos como Patriotas Zamora, Centro Social y Nacional Salamanca, Almería Inconformista o la Asociación Cultural Alfonso I.

Manifestación el 21 de mayo

El movimiento de extrema derecha vivirá su momento álgido el próximo 21 de mayo. Al menos eso es lo que pretende su colectivo más numeroso y activo, Hogar Social. Los seguidores de Ramiro Ledesma han convocado para ese día una manifestación multitudinaria bajo el lema: “Defiende España, defiende tu gente”.

Los colectivos antes nombrados han respondido al llamamiento y han publicado en todas sus cuentas de las redes sociales anuncios donde patrocinan el evento. Además, han anunciado que fletarán autobuses desde sus sedes de Jaén, Elche, Zaragoza, etcétera.

La manifestación no tendrá lugar sólo en España. Bajo el lema: “La Europa del pueblo en marcha”, saldrán a la calle miles de miembros de grupos de extrema derecha en Atenas, Atenas y Budapest.

“La manifestación del próximo día 21 implica una capacidad organizativa y una coordinación que hasta ahora no se había visto. Se han puesto de acuerdo para actuar de manera sincronizada en ciudades muy llamativas por el peso específico que tienen partidos políticos de ultraderecha como Amanecer dorado en Grecia y, en Budapest, con el Jobbik húngaro. En España, tenemos una oportunidad temporal porque no existe ninguna agrupación política vinculada con estos grupos ultras”, sentencia Ibarra.

Estrella digital