500 trabajadores de Imtech, de Springwater, cobran la nómina con un mes de retraso


El fondo suizo posee más de 20 empresas en España. Entre ellas Pullmantur, Miró, Unipapel o Peggy Sue

Unos 500 trabajadores de Imtech, dedicada al montaje y mantenimiento de instalaciones industriales, cobran la nómina con un mes de retraso. La empresa que pertenece al fondo Springwater acumula meses de pérdidas de importantes clientes en el negocio de mantenimiento en centros comerciales.  

Los trabajadores afectados comenzaron a sufrir retrasos en las nóminas después de que la compañía iniciara un fuerte proceso de recortes que incluyó el despido de 29 empleados, según asegura la propia compañía.

Los retrasos en el pago de las nóminas llevaron a los trabajadores a una convocatoria de huelga en diciembre que se suspendió después de que Imtech pagara el 28 de diciembre la nómina de noviembre.

“La situación es muy incierta. Lo peor de todo es que no sabemos si la empresa va a continuar con el retraso de los pagos y ni siquiera si los trabajadores terminarán en el paro por la eliminación de esta línea de negocio”, explica Francisco Pozo, coordinador estatal de Comisiones Obreras en Imtech.

La empresa todavía no ha pagado a los trabajadores la paga extra de diciembre. Un grupo de empleados se concentrará este martes ante la sede de Springwater en Madrid.

Pérdida de clientes

El fondo Springwater, que gestiona en España unas 20 sociedades entre las que destacan Pullmantur, Miró, Unipapel o la cadena de hamburguesas Peggy Sue, compró Imtech a finales de 2015, después de que la casa matriz holandesa se declarase en bantarrota. Sólo los negocios en Inglaterra y España se salvaron. Y Springwater se hizo con la filial española.

Tras seis meses de gestión, el negocio de instalaciones industriales parece gozar de buena salud. Imtech mantiene importante contratos con el Puerto de Valencia o con el Campo de Gibraltar, donde gestionan el mantenimiento de la refinería de Cepsa y también de la fábrica de Acerinox.

Impagos sistemáticos 

Pero el mantenimiento de los centros comerciales ha sido la sangría del grupo. Imtech repara los aires acondicionados de grandes almacenes y grandes superficies. Desde los enchufes averiados hasta los sistemas de aire acondicionado son mantenidos por la compañía.

Este área ha perdido contratos importantes como el mantenimiento de las oficinas de Mapfre, el centro comercial Ánec Blau de Castelldefels (Barcelona), las clínicas de Sanitas, BBVA y los centros comerciales Islazul, (Madrid), Ribera del Xúquer (Valencia) y Portal de la Marina (Alicante), según informan los trabajadores.

“La mayoría de los contratos se han perdido porque Imtech no ha cumplido con el servicio y se han rescindido los contratos”, explica Amadeo Pons, representante de los trabajadores de la empresa en las delegaciones de Valencia.

Los sindicatos han solicitado una reunión con el consejero delegado Daniel Sáenz para vislumbrar el futuro de la compañía y conocer si Springwater pretende vender o reflotar su unidad de negocio en problemas.

Los trabajadores han presentado una denuncia en la Inspección de Trabajo por la discriminación salarial. Mientras la mayoría de los trabajadores de la empresa cobra de forma regular, los afectados del sector de servicios sufre retrasos más acusados desde septiembre.

La compañía asegura que afronta un proceso de reestructuración pero los afectados dan por hecho que hay voluntad de salvar sólo el negocio industrial y cerrar el resto.

Economía Digital