Consultas Republicanas. Vallekas Decide, por Caracola


Es ilusionante que el pueblo tome la iniciativa ante la inacción o imposición de los gobiernos. Esa es la esencia de la democracia: el pueblo opinando, decidiendo, eligiendo… Y este es el caso. Corren vientos de consultas populares para que el pueblo opine y elija. En este caso, corren vientos de consultas populares republicanas.

El origen de la consulta

A finales de este pasado enero, la “Federación de Republicanos (RPS)” publica un llamamiento cívico para promover consultas republicanas en todo el Estado:

“[…] las fuerzas políticas y sociales y las organizaciones republicanas, junto a gentes que firmamos este llamamiento, acordamos promover la creación de Comités pro consulta Republicana, en todos las capitales, ciudades, pueblos y núcleos ciudadanos.”

Sea a raíz de esta invitación o por iniciativa propia, en distintos lugares del Estado comienzan a celebrarse asambleas para debatir sobre la necesidad de un Estado republicano y para formar grupos de organización de consultas populares sobre la decisión de ser una monarquía o una república.

Nunca nos han preguntado y ahora se esconden

Nunca en este país se nos ha preguntado qué tipo de Estado queremos, si preferimos una monarquía o una república. La monarquía nos la legó el dictador Francisco Franco y en la Transición hacia la democracia respetaron la voluntad franquista sin consultar al pueblo, precisamente porque sabían que si nos preguntaban perdería la monarquía.

Esto decía Adolfo Suárez: la mayor parte de los jefes de Estado extranjeros me pedían un referéndum sobre monarquía o república. Hacíamos encuestas y perdíamos. Entonces yo metí la palabra “rey” y la palabra “monarquía” en la ley [Ley 1/1977 para la Reforma Política] y así dije que había sido sometido a referéndum ya.

Y es que… si nos paramos a pensar… ¿Cómo podemos saber el grado de aceptación o rechazo que la ciudadanía siente hacia la monarquía? ¿Cómo podemos conocer el grado de deseo de ser una república? Pues está difícil lo cual es muy sintomático. El Centro de Investigaciones Sociológicas, CIS, un organismo público que periódicamente sondea nuestra opinión sobre distintos temas, incluía hasta 2015 una pregunta acerca del grado de aceptación que la población tenía sobre la monarquía. Si tenemos en cuenta los datos obtenidos hasta aquel momento, la opinión de la ciudadanía sobre la Corona descendía progresivamente hasta alcanzar su punto más bajo en 2013, con una nota de 3,68.

Tras la abdicación de don Juan Carlos, la valoración sobre la Corona experimentó una ligera mejoría; en 2015 tenemos el último dato que ofrecía una puntuación de 4,34 y desde entonces… Silencio absoluto. El CIS dejó de preguntarnos nuestra valoración sobre la Jefatura del Estado ¿Por qué? ¿No quieren saber o no quieren que sepamos? Sin duda, hay silencios muy elocuentes.

Recientemente, la empresa francesa Ipsos realizó una encuesta en 28 países del mundo en la que la ciudadanía valoró el grado de necesidad y satisfacción con su monarquía. El resultado para España es digno de tener en cuenta. Los datos que arrojan esta encuesta concluyen que la española es la monarquía europea con menos apoyo entre su ciudadanía.

Los datos de Ipsos Global Advisor, empresa privada y extranjera, dicen que más de la mitad de la población española, el 52%, está a favor de realizar un referéndum sobre la república; el 37% considera que abolir la monarquía sería positivo para el país… Son unos datos que se deberían tener en cuenta si no hubiese un interés implícito en mantener la monarquía en España.

Consultas republicanas en marcha

¿Por qué nunca un Gobierno nos ha hecho estas preguntas? Pues bien, ante esta situación el pueblo decide organizarse para opinar y partidos y organizaciones sociales republicanas están convocando ya las primeras consultas: Vallecas, Segovia, los ayuntamientos de la comarca gaditana del Campo de Gibraltar…

La primera consulta será en Vallecas. Distintos colectivos ciudadanos han formado la plataforma “Vallekas Decide”, que organiza para al próximo sábado, 23 de junio la consulta republicana en este barrio madrileño de unos 100.000 habitantes. Cuentan con poner unas 30 mesas para que los vecinos de este populoso barrio o las personas que lo deseen puedan emitir su opinión sobre la Jefatura del Estado respondiendo en una papeleta a estas dos preguntas: “¿Quiere usted poder decidir la forma de Estado?” y en caso de que la respuesta sea afirmativa la segunda pregunta es: “¿quiere que ésta sea una República?”.

Naturalmente, no se trata de una consulta con la que se pretenda ninguna validez legal, es simplemente una vía de expresión ciudadana sobre una cuestión de máxima importancia en nuestra presunta democracia: la Jefatura del Estado. Es una llamada de atención y una vía de reflexión sobre un modelo de Estado republicano, laico y federal para la ciudadanía. Es importante y normal en una democracia que como ciudadanas y ciudadanos nos cuestionemos el Estado.

La siguiente consulta será con toda probabilidad en Andalucía. La Plataforma Comarcal del Campo de Gibraltar, integrada en Andalucía Republicana, está organizando una consulta similar a la de Vallecas que se realizará a lo largo de la semana del 18 de julio en los siete municipios que componen esta comarca gaditana.

Segovia también está en esta lista. El pasado 21 de mayo distintas asociaciones cívicas y personas que se quisieron sumar, constituyeron el “Comité pro-Consulta ¿Monarquía o República?” que tiene como objetivo la organización de una consulta republicana en la ciudad segoviana. En su manifiesto de constitución definen como una de sus voluntades “poner en valor el modelo republicano, laico, democrático, popular y federal, que establecerá las premisas, condiciones y medidas legales y políticas al servicio de los trabajadores y de las clases populares”.

El comité segoviano ha trazado un plan de trabajo para preparar la consulta que tendrá una primera fase de toma de contacto con las asociaciones vecinales, sindicales y estudiantiles.

Vallecas, Campo de Gibraltar, Segovia están siendo punta de lanza. Es la ciudadanía en movimiento que se organiza para opinar, para escucharse y para hacer oír su voz; para cuestionarse lo que parece incuestionable: la monarquía en España. Y en democracia nada debe ser incuestionable salvo la voluntad del pueblo.

Viñeta Eneko – @EnekoHumor

Artículo de Caracola – @carolacaracola5

La.Política

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.