El Movimiento de Defensa de la Sanidad Pública pide al consejero que dimita tras sus declaraciones en Zamora


El consejero de Sanidad en una visita al hospital benaventano
El consejero de Sanidad en una visita al hospital benaventano

Reprueba la “desvergüenza” con que Sáez “despachó” la falta de médicos en Puebla y de camas en Benavente

El Movimiento de Defensa e la Sanidad Pública pidió ayer públicamente al consejero de Sanidad que se marche “antes de que se lo pidan en sede parlamentaria o se cumpla su plazo de mandato”. La plataforma, que también ha pedido a Antonio María Sáez que antes de dimitir “recupere todos los medios y profesionales que ha eliminado estos años, y de paso destituya al Gerente Regional su principal cómplice en esta tarea devastadora para la sanidad pública de la región”, ha reprobado públicamente la forma y el fondo con las que despachó en Zamora los problemas por los que están atravesando el Hospital de Benavente y el Centro de Salud de Puebla.

“El desparpajo y la desvergüenza con que el consejero de despachó ayer los problemas que aquejan a la asistencia sanitaria de la provincia, entre otros la penuria de médicos en el Centro de Salud de Puebla o el cierre de camas en el Hospital de Benavente, reflejan a la perfección lo que ha sido su gestión en las dos últimas Legislaturas: supresión de medios y de profesionales en pro del ajuste económico, anteponiéndolo a la mejora en la calidad de la prestación sanitaria a los ciudadanos”, sostiene la plataforma.

A estas dos situaciones suma el Movimiento un tercero. “Las listas de espera, que se manipulan como les viene en gana, les ponen en evidencia ante la opinión pública y los afectados que las padecen pese a toda la verborrea monótona y aburrida con la que lo quieren encubrir.

Por ello, el colectivo ha tachado al consejero de “enemigo de la sanidad rural” y deduce de sus declaraciones “que por lo tanto no va a hacer nada para adaptarla a las necesidades que ya tiene y que se agudizarán en los próximos años”. El Movimiento de Defensa de la Sanidad Pública cree ante esta petición de dimisión la sanidad privada “presionará para que no nos haga caso porque según el Colegio de Médicos, la asistencia sanitaria privada ha pasado en sus años de gestión, de un 19% a un 33%”. El colectivo se pregunta si “no le han ofrecido todavía un puesto para cuando se produzca su cese” y avisa de que estará pendiente.

Ayer, coincidiendo en el tiempo con el posicionamiento público de este colectivo, el procurador socialista José Ignacio Martín Benito, que la semana pasada advirtió a Antonio María Sáez que el Partido Socialista pediría su dimisión si la primera planta del Hospital de Benavente no se abría el pasado lunes, lo que no ha ocurrido finalmente, ha elevado una pregunta a la Comisión de Sanidad del Parlamento regional. “¿Contempla el Consejero de Sanidad la asunción de responsabilidades -incluida su dimisión- como consecuencia de su gestión en la situación de la sanidad pública de la provincia de Zamora?”, dice literalmente la pregunta.

La Opinión de Zamora