Sanidad cesa a una responsable de enfermería por quejarse en Twitter de la falta de vacunas


Goretti Pacheco, responsable de enfermería de un ambulatorio de Madrid, ha sido cesada después de utilizar Twitter para pedir  al consejero de Sanidad de la Comunidad, Jesús Sánchez Martos.
Goretti Pacheco, responsable de enfermería de un ambulatorio de Madrid, ha sido cesada después de utilizar Twitter para pedir al consejero de Sanidad de la Comunidad, Jesús Sánchez Martos.

La responsable de enfermería del centro de salud de San Blas, en Parla, ha sido retirada de su cargo por la Gerencia de Atención Primaria de la Consejería de Sanidad. La sanitaria utilizó Twitter para reclamar más vacunas contra la tosferina para embarazadas, dirigiéndose directamente al consejero del ramo, Jesús Sánchez Martos. Los gerentes han considerado que utilizó un canal inadecuado para plantear la cuestión.

La decisión que la Gerencia de Atención Primaria ha tomado de cesar a la enfermera del centro de salud San Blas por sus quejas en Twitter ante la falta de vacunas ha sido criticada por la Asociación de Facultativos y Especialistas de Madrid (Afem) y formaciones como UPyD, que reclama la restitución del cargo directivo a la profesional.

“¿Cómo un centro de vacunas para gestantes dTpa se queda sin existencias y sin saber cuando llegaran?”, manifestó la enfermera en un mensaje con mención a la cuenta del consejero de Sanidad, que le contestó pidiendo disculpas y preguntando sobre qué centro se trataba. Posteriormente, la enfermera escribió un mensaje también en Twitter donde exponía que había sido destituida como responsable de enfermería del centro.

Al respecto, la Consejería de Sanidad que la Gerencia de Atención Primaria ha decidido apartarla al considerar que había usado un canal inadecuado para abordar la falta de vacunas, máxime cuando se había comunicado previamente desde Salud Pública que había una situación de desabastecimiento a nivel internacional y que ello podía afectar a algunos centros.

Por su parte, desde Afem han criticado este cese de la responsable de enfermería de este centro, que es de “referencia” para las mujeres embarazadas de la zona en la vacunación contra la tosferina. “Como profesional responsable, se preocupó sólo por dar solución al serio problema de salud planteado. Por ser responsable, sus superiores la han cesado”, expone el colectivo para señalar que si se debían producir destituciones, debería ser en el ámbito de sus superiores en la Consejería.

Por su parte, UPyD insta a la Consejería de Sanidad a devolver su cargo a la enfermera porque simplemente se dirigió al consejero para solucionar un problema que afectaba a su centro de salud. Además, tilda la decisión de Sanidad de “actitud mafiosa” que busca “amedrentar a los profesionales sanitarios que no estén dispuestos a callar ante los problemas del sistema de salud madrileño”.

MAdrid Diario