AFEM considera que Sánchez Martos debe dimitir porque los médicos han dejado de “creer en su palabra”


Paralelamente, la comunidad sanitaria fue informada por el propio consejero de los planes de reconversión de 130 camas del Hospital Universitario de Móstoles en socio-sanitarias, lo que significa “acabar con la actividad asistencial de ese hospital”

La Asociación de Facultativos Especialistas de Madrid (AFEM) ha considerado en un comunicado que el actual consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Jesús Sánchez Martos, “debería dimitir” porque los médicos han dejado de “creer en su palabra”.

AFEM ha criticado que “ya desde sus orígenes” el consejero creó “dudas sobre sus intenciones de modelo de gestión”, si pública o privatizada, cuando afirmó que sabía “muy poquito” del tema. Además, ha afirmado que la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, lo eligió para el cargo por “su papel como comunicador, no como gestor”.

La asociación ha criticado que el consejero siempre ha estado “en contra de permitir el descanso semanal de los médicos salientes de guardia” y que nunca ha aplicado la jornada laboral de 37,5 horas según “el espíritu de la ley”, contraviniendo una “gestión eficiente” de las Listas de Espera

En este estado de cosas, AFEM recuerda que el colectivo médico representado por AMYTS, la propia asociación y el Colegio de Médicos de Madrid reclamó reunirse directamente con la presidenta de la Comunidad, Cristina Cifuentes, al entender que el consejero no daba respuesta a sus reivindicaciones.

Paralelamente, la comunidad sanitaria fue informada por el propio consejero de los planes de reconversión de 130 camas del Hospital Universitario de Móstoles en socio-sanitarias, lo que significa “acabar con la actividad asistencial de ese hospital”.

“El temor a una nueva Marea Blanca obligó al consejero Jesús Sánchez Martos a rectificar su torpeza y así lo hizo en un comunicado donde veladamente reconocía su propia incompetencia”, ha expuesto AFEM.

“DESCONFIANZA EN SU PALABRA”

Pero “la desconfianza en su palabra, de ciudadanos y sanitarios”, ha provocado según estos facultativos que se mantenga “viva” la Plataforma en Defensa del Hospital Universitario de Móstoles, que continuará con su movilización y “dada la amenaza lanzada al resto de hospitales”, se prevé que “esas movilizaciones” se extiendan.

Respecto a la reciente dimisión del jefe de la UCI pediátrica del Hospital Gregorio Marañón “por falta de recursos e injerencias en su servicio”, AFEM asegura que la Consejería tuvo una “reacción pueril, ninguneando la situación laboral de este especialista”.

“Tenemos a un consejero que no ha sido capaz de conectar con los médicos pese a sus dotes de comunicador, y es que conectar con los médicos no tiene nada que ver con la conexión unidireccional de la audiencia televisiva”, han argumentado desde AFEM, que se ha referido a las actuaciones del consejero como “monólogos y palabrería”.

Gente Digital