El Parlamento navarro pide un referéndum sobre la Monarquía un día antes de la visita del Rey


Despliegue de la bandera republicana en el parlamento navarro este año

Los Reyes de España Felipe VI y doña Letizia regresan este martes a Navarra tan sólo unas horas después de que el Parlamento foral aprobara este lunes una declaración institucional en la que se reclama la celebración de un «referéndum vinculante» que dirima la continuidad de la Monarquía o su sustitución por una República.

El gesto de bienvenida del Legislativo navarro llegó a dividir a los socios del cuatripartito que preside Uxue Barkos pero Geroa Bai, EH Bildu, Podemos y laIzquierda Unida de Navarra impulsaron con sus votos esta reclamación de una consulta que cuestiona la continuidad de la Monarquía ante la presencia hoy de los Reyes en el Centro Nacional de Tecnología y Sanidad Alimentaria (CNTA) de San Adrián.

Los cuatro socios del Gobierno que preside Uxue Barkos se sumaron ayer al primer punto de la declaración institucional que presentó ante la Mesa y la Junta de Portavoces del Parlamento de Navarra en otro gesto de rechazo institucional contra la Monarquía al que se opusieron UPN, PSN y el Partido Popular de Navarra.

La iniciativa planteada por el parlamentario José Miguel Nuin incluía la «exigencia» de la realización de un referendum, el «rechazo» a la visita que los Reyes realizan respondiendo a la invitación de la dirección del CNTA e, incluso, la petición de que ningún representante institucional ni del Gobierno ni del Parlamento foral acudiera al acto que se celebrará a partir de las 12.00 horas de hoy en San Adrián y al que acudirán políticos locales pero también de comunidades vecinas como Aragón y La Rioja que colaboran en este centro tecnológico.

Los Reyes serán recibidos por la presidenta Uxue Barkos (Geroa Bai) y por la presidenta del Parlamento de Navarra Ainhoa Aznárez (Podemos), representantes institucionales de dos de los partidos que ayer se postularon a favor del «referéndum vinculante en el que la ciudadanía del Estado español» elija entre Monarquía y República. La tercera representante institucional navarra que acudirá a dar la bienvenida a los monarcas será la delegada del Gobierno Carmen Alba.

La presencia tanto de Barkos como de Aznárez en la celebración del XXV aniversario del CNTA se coló en el debate mantenido ayer por los miembros de la Mesa y de la Junta del Parlamento de Navarra. La declaración institucional que incluye en su explicación que «la Jefatura del Estado reside en una familia» y que «Felipe VI accedió a la Jefatura del Estado sin un referéndum entre monarquía y república» contó con el rechazo de los votos y las manifestaciones críticas de los portavoces de UPN, PSN y del PP de Navarra.

Geroa Bai, el partido de la presidenta Uxue Barkos, votó a favor la exigencia del referéndum pero se opuso tanto al rechazo institucional como a la petición de que no acudiera ningún representante institucional ya que la propia Barkos había anunciado su presencia.

Podemos, según desveló tras la reunión la portavoz del PPN Ana Beltrán, decidió apoyar el conjunto de la declaración institucional pero su portavoz Laura Pérez rectificó con posterioridad su voto y decidió abstenerse en los puntos que hacían referencia al rechazo a la visita y a la presencia de representantes institucionales navarros. Pérez admitió que se había producido «un debate interno» durante el desarrollo de la reunión pero negó que su abstención estuviera directamente vinculada con la presencia de Aznárez junto a los Reyes en San Adrián.

La declaración institucional del Parlamento navarro provocó la airada reacción de la oposición que interpretaron este gesto político como un nuevo enfrentamiento contra la Corona como el que activó Uxue Barkos en diciembre de 2015 al ejecutar uno de los compromisos adquiridos por la presidenta de Navarra en su acuerdo de Gobierno con EH Bildu, Podemos e Izquierda-Ezkerra. El Gobierno eliminó la presencia de la Casa Real en la entrega anual de los premios Príncipe de Viana -uno de los títulos del Príncipe de España- y que Felipe VI había cumplimentado con su presencia inenterrumpida desde 1990.

«Uxue Barkos impulsa una oposición directa a la Monarquía que perjudica la imagen de Navarra y que no responde al sentir de la inmensa mayoría de los navarros. Está aprovechándose de una mayoría atípica con la suma de dos partidos nacionalistas y dos de extrema izquierda para alimentar el enfrentamiento institucional», lamentó ayer la parlamentaria y presidenta del PPN Ana Beltrán.

El Mundo