El Parlamento de Navarra quiere un referéndum para decidir entre Monarquía o República


Aprueba una declaración institucional con los votos de Geroa Bai, E-I, Bildu y Podemos un día antes de que los Reyes acudan a un acto en la comunidad foral

Una parlamentaria con una bandera republicana en el Parlamento Navarro

El Parlamento Navarro ha querido escenificar por segunda vez su rechazo a la Monarquía. Aprovechando que el Rey Don Felipe y Doña Letizia acudirán hoy al acto de conmemoración del 25 aniversario de la designación del Centro Nacional de Tecnología y Seguridad Alimentaria (CNTA) de San Adrián como centro tecnológico de carácter nacional, la junta de portavoces de la Cámara foral ha aprobado una declaración institucional en la que exige la convocatoria de un referéndum vinculante para que “la ciudadanía del Estado español decida entre Monarquía o República la forma de Estado que desea”.

Este punto fue aprobado con los votos a favor de Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e I-E y el rechazo de UPN, PSN y PPN. Aunque la declaración institucional no es más que una declaración de intenciones por lo que no tiene más recorrido que el simbólico.

La declaración institucional también planteaba que el Parlamento navarro mostrara su rechazo a la visita de los Reyes por considerar que “ningún representante del Gobierno y Parlamento Navarro deben participar en los actos convocados durante esta visita”, y que no acudiera ningún representante político. Pero estos dos puntos de la iniciativa no prosperaron al contar sólo con el respaldo de I-E y Bildu. Podemos, que en un primer momento votó a favor, posteriormente solicitó repetir el voto y se abstuvo. Otro de los puntos de la declaración institucional era que se diera traslado de dicha decisión a Casa Real.

Al término de la Mesa y Junta de Portavoces, José Miguel Nuin, portavoz de I-E y proponente de la iniciativa, afirmó que no tiene “nada en contra” del CNTA, pero que les parece “un bochorno para la democracia española que no se permita a la ciudadanía elegir entre monarquía y república”. “Aquí hay que ser demócratas y Felipe VI no lo es, no es democracia que la jefatura del Estado sea propio de una familia, sería si lo hubiese decidido la ciudadanía”, sostuvo. Por su parte, la parlamentaria de Podemos Laura Pérez explicó que su partido había decidido en dos puntos de la declaración por “la sencilla razón de que este centro tecnológico, al cual Podemos apoyó en los Presupuestos Generales del Estado, es libre de invitar al que considere”. “Es obvio que nosotros defendemos que la Jefatura del Estado sea democráticamente elegida”, remarcó Pérez, para quien “el actual monarca carece de legitimidad democrática, informa Ep. Preguntada por si le parece bien que la presidenta del Parlamento, Ainhoa Aznares, también podemita, vaya a acudir al acto, afirmó que si “va a decirle que defendemos un referéndum podría ir yo también”.

Por el contrario, el portavoz de UPN, Javier Esparza, criticó que mientras que Pérez habla de que los Reyes “no tienen legitimidad”, Aznárez vaya a acudir al acto con los Reyes. “Que se aclaren. Me parece una incoherencia y una falta de respeto a la inteligencia del conjunto de los navarros”, dijo. Esparza considera que ése acoso a la monarquía es debido a que “aquí hay un cuatripartito gobernado en forma nacionalista, y esa es su prioridad, echar a todo lo que sea España”.

También Ana Beltrán, del PPN, criticó “la incoherencia” de la presidenta del Parlamento foral por asistir al acto cuando su partido quiere que “desaparezca la monarquía”. “Llama la atención que Podemos haya votado a favor de varios puntos, pero de repente han recibido una llamada y han tenido que modificar el voto”, dijo Beltrán. Laura Pérez le replicó que “no hemos recibido ninguna llamada” y que “para empezar, yo no cojo el teléfono” en la Mesa y Junta. “Ha habido un debate interno y hemos decidido abstenernos y no votar en contra”, reiteró. Beltrán consideró “para no dejar en evidencia a la presidenta del parlamento que sí acudirá al acto”.

Primera afrenta: los Premios Príncipe de Viana

Esta no es la primera vez que se produce una afrenta con Casa Real. El Parlamento navarro decidió hace dos años sacar de la entrega de los premios Príncipes de Viana, título que ostentaba el heredero de la corona y que ahora lleva la princesa Leonor. Para ello, publicó un decreto foral que regula las nuevas normas de concesión del Premio donde la principal novedad era eliminar que Casa Real acudiera a la entrega del galardón. Y es que la decisión ya venía recogida en el punto 19 del capítulo de Cultura del acuerdo programático firmado por Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e Izquierda-Ezkerra cuando Barkos fue investida presidenta.

La Razón