Tractorada en Zamora de los agricultores: “Si el campo no produce, la ciudad no come”


Tractorada en Zamora de los agricultores: "Si el campo no produce, la ciudad no come"
Tractorada en Zamora de los agricultores: “Si el campo no produce, la ciudad no come”

Unos dos mil agricultores, de los cinco mil activos que tiene la provincia, y doscientos tractores “toman” las calles de Zamora para exigir “precios dignos” y “más respeto al medio rural”

El cálculo no es preciso pero puede servir para describir la dimensión de la protesta “histórica” protagonizada por los hombres y mujeres del campo ayer en Zamora. Si en la provincia hay unos cinco mil agricultores y ganaderos en activo se puede decir que ayer estaban e la capital casi la mitad. Porque, para sorpresa de los propios sindicatos, la manifestación del mundo agrario fue todo un clamor en el centro de la ciudad, con unos 200 tractores ocupando las vías principales en torno a la Plaza de La Marina y alrededor de 2.000 agricultores y ganaderos haciendo oir su voz. (Video aqui)

“Hay mucho hartazgo, la gente está cansada, las explotaciones no son rentables, llevamos mucho tiempo sin percibir unos precios justos” describía el líder de Coag, Lorenzo Rivera. Sus palabras transmitían el pálpito de unos profesionales que se sienten “maltratado” y hasta “criminalizados” por parte de “movimientos fundamentalistas radicales, asociaciones y plataformas de todo tipo” contra los “valores innatos de la actividad agraria”.

Por eso la masiva respuesta de agricultores y ganaderos, agradecidos de que esta vez los sindicatos COAG, Asaja y UPA hayan hecho causa común “por unos precios dignos y más respeto al mundo rural”. En ese lema se resume la inquietud que arrastra un sector. “Con una pérdida de renta agraria del 9% en el último año, exigimos un control efectivo de las importaciones y recuperar el principio de preferencia comunitaria como base de la soberanía alimentaria” reza el manifiesto rubricado por las tres organizaciones agrarias y entregado a la delegada de la Junta, Clara San Damián, y al subdelegado del Gobierno, Ángel Blanco.

Ambos recibieron en persona a los tres líderes agrarios Lorenzo Rivera (COAG), Antonio Medina (Asaja) y Aurelio González (UPA), quienes encabezaron la manifestación desde la plaza de la Marina hasta la plaza de la Constitución recorriendo la calle de Santa Clara. Abriendo paso, la agricultora Camino Fernández al volante de un tractor en una marcha pacífica y reivindicativa por el corazón de Zamora. En resto de vehículos se quedaron aparcados para salir después todos en fila por la avenida de las tres cruces dejando una imagen para la historia de Zamora.

“Solo queremos que nos dejen vivir” clamaba una manifestante coreada por sus compañeros. “Menos funcionarios, más sector primario” lanzaban desde otro punto de la multitudinaria protesta del mundo agrario. “Si el campo no produce, la ciudad no come” gritaba otra ganadera ante la mirada de numerosos curiosos que desde ambos lados de la calle observaban el paso de la manifestación.

Nueva tractorada histórica

Las organizaciones COAG, Asaja y UPA denuncian “campañas de desprestigio” para culpar al sector del cambio climático

Algo se ha conseguido, valoraron los responsables agrarios. Como es que el Ministerio de Agricultura mantenga las competencias de Desarrollo Rural. “Es un éxito de nuestras movilizaciones” destacó Lorenzo Rivera en la intervención en la Plaza de la Constitución. Las organizaciones agrarias habían mostrado su inquietud por la reestructuración de los departamentos ministeriales del Gobierno. En el caso del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación se indicaba que su competencia para la “ejecución de la política del Gobierno en materia de recursos agrícolas, ganaderos y pesqueros, de industria agroalimentaria y de alimentación”. Ahora se ha confirmado que la política de Desarrollo Rural, segundo pilar de la PAC, una parte esencial y primordial de la política agraria, pasa a depender también del Ministerio que dirige Luis Planas.

Pero hay toda una plataforma reivindicativa por delante que ha provocado la gran tractorada y que pueda no ser la última. “La lucha seguirá por la dignidad del campo y por conseguir unos precios justos”. Antonio Medina, responsable de Asaja, confesó que “estamos muy hartos de que se nos criminalice” y lamentó la falta de apoyo de los políticos hacia el sector. “No nos defienden”.

Medina se mostró especialmente dolido por los argumentos que cumplan a la actividad agraria y ganadera del cambio climático. “Es una auténtica aberración escuchar que las vacas son más culpables del cambio climático que los aviones o las industrias”. Y recordó el líder de Asaja el “verdadero objetivo de la PAC, que no es una subvención, es un pago compensatorio para que los consumidores compren los alimentos más baratos”.

Aurelio González, líder de UPA, denunció las “campañas de desprestigio” que sufren los profesionales del campo. E incidió en los “gravísimos perjuicios que nos está creando la fauna”, cuyos daños del corzo, jabalí, ciervo o conejo “ya suponen un coste anual de 12 millones de euros”. En el caso del lobo supone “siete ataques diarios en las ganaderías de Castilla y León, y 3.000 reses muertas”. “Si estos bichos comieran las nóminas de los funcionarios de Medio Ambiente o de los ecologista, el problema se acaba en 15 días” clamó Aurelio González entre los aplausos de los manifestantes.

Hombres y mujeres llegados de todas las comarcas, muchos jóvenes orgullosos de su oficio, que se resisten ante un panorama sombrío para la agricultura y la ganadería. “Tengo 31 años, llevo toda la vida en esto, lo he mamado en casa, mi padre y mi abuelo eran agricultores, tengo pasión por este trabajo. Quiero que el Gobierno mire por nosotros y luche por el valor de nuestros productos” expresaba Raúl Cuerdo, de Pajares de la Lampreana.

Agricultores y ganaderos a los que se suma el valor de vivir en los pueblos, de mantener un medio rural azotado por la despoblación. “Hablan de la España vaciada pero si no ponen remedio, en diez o doce años vamos a tener que hablar de la España sola” expresaba Marcelo Mozo, de Bermillo de Sayago.

“Entendemos la difícil situación que vive el campo. Si queremos defender el medio rural hay que defender a los agricultores y ganaderos porque ellos son el medio rural”. Palabras de la delegada de la Junta, Clara San Damián.

La opinión de Zamora