‘Vallekas no es lugar para nazis’: la afición del Rayo paraliza el fichaje de Zozulya


El delantero ucraniano se ha reincorporado a la disciplina del Real Betis apenas unas horas después de que se formalizase su cesión al equipo madrileño.

El delantero ucraniano Roman Zozulya se ha reincorporado este miércoles a la disciplina del Real Betis apenas unas horas después de que se formalizase su cesión al Rayo Vallecano, debido al rechazo mostrado por una parte de la afición del equipo madrileño, que ha insultado al jugador a su llegada al club y ha realizado pintadas en el estadio del equipo como ‘Vallekas no es lugar para nazis’.

Los Bukaneros y la Plataforma ADRV, que agrupa a peñas del Rayo, manifestaron además su oposición a través de un comunicado titulado: En Vallecas no cabe el fascismo. “Ridículo tras ridículo. Cuando parece que nada puede sorprendernos en este club siempre llega otra bofetada a nuestros valores e historia: entre los miles y miles de jugadores que hay en el mercado deciden fichar a un reconocido neonazi como Zozulya“, rezaba el comunicado.

El jugador, en palabras de los aficionados, “ha empuñado armas, ha donado dinero a los batallones fascistas, luce sus símbolos y ha manifestado su apoyo a la ultraderecha del país, para quien es un símbolo”.

El director deportivo del Betis, Miguel Torrecilla, ha apuntado que la cancelación de la cesión ha sido acordada entre ambos clubes. “Hemos acordado para proteger a la persona y a un jugador nuestro, que es un activo nuestro, que regrese a Sevilla. Los departamentos jurídicos de ambos clubes continuarán el proceso e informaremos más adelante de cómo acaba esta situación”.

Torrecilla ha hecho referencia a la carta que escribió el delantero para aclarar que todo de lo que se le acusaba era “un malentendido” por culpa de un periodista. “El jugador está muy afectado, no se esperaba que esto pudiera pasar”, ha añadido.

No podrá jugar

Tras subrayar que “la persona está por encima de todo”, Torrecilla ha confirmado que Zozulya “está inscrito y es un jugador que federativamente pertenece al Rayo”, por lo que ya no podrá jugar lo que resta de temporada.

“La operación es una cesión de derechos federativos simple. Ahora no puede ser inscrito en mercados abiertos porque él llegó el 26 de julio y estaba inscrito por el Dnipro para la campaña 2016-17. El cupo de inscripciones que permite la legislación lo ha cubierto y ya no puede ser inscrito en ningún otro club”, ha reconocido.

Público