La luz en la República, por Tziar Serrano


El 14 de abril en España es para algunos un día de ilusión, de lucha y de querer rememorar hechos tan grabados en la memoria de algunos españoles como sería la Segunda República Española de 1931. República ha de escribirse con la mano izquierda y con el corazón, por todo lo que implica fuera del sentido objetivo de esta palabra, ya sea el sacrificio por conseguir la prosperidad en España, los sentimientos por acabar con las desigualdades a las que siempre se ha estado reprimiendo la clase obrera y en memoria de la sangre derramada por las víctimas acusadas de todo tipo de barbaries por los grupos de derechas.

Vivir en el siglo XXI debería ser motivo de querer prosperar, no solo a nivel tecnológico como bien lo estamos consiguiendo, sino de poder dar libertad a un pueblo que ha sido explotado y maltratado desde que nació la superioridad de los máximos contribuyentes y las clases adineradas. Necesitamos avanzar, crecer, convertirnos en un sociedad con un claro poder de decisión política, social y económica y donde seamos capaces de acabar con los primitivos prejuicios que nuestro país viene arrastrando desde hace tantísimos años. Así pues, solo puedo decir que la lucha sigue abierta, nuestro esfuerzo y sudor será compensado, solo dejemos paso a nuestra victoria a través del conocimiento y la razón, que es lo que nos hace fuertes. Salud y República.

Levante EMV