Las verdaderas intenciones del Gobierno con la petición de exhumar a Franco


La noticia que conocíamos ayer está bastante clara: el Pleno del Congreso aprobaba la proposición no de ley del Grupo Socialista sobre aplicación y desarrollo de la Ley de Memoria Histórica que pide al Gobierno, entre otras iniciativas, la exhumación de los restos del dictador Franco y su traslado fuera del Valle de los Caídos. Pero, como era de esperar, el Gobierno de Rajoy no seguirá esta petición.

Al tratarse de una proposición no de ley, reclama al Ejecutivo reanudar las políticas públicas para la recuperación de la memoria histórica, pero no es vinculante. El PP, que votó en contra, pondrá muchas excusas para no dar el gusto a la izquierda. Según informa hoy el diario ‘El Mundo’, la iniciativa del Congreso va a quedar aparcada a la espera, “según fuentes de Presidencia, de un estudio legal exhaustivo”. El objetivo es alargar el proceso meses o incluso años para no ceder en este punto.

El Gobierno se escudará en el hecho de que va a haber muchas dificultades legales en el caso de seguir la petición de extraer del Valle de los Caídos los restos mortales del dictador, un caudillo de cuyo mandato no ha condenado enérgicamente nunca, de manera histórica, el PP. El Ejecutivo cita, por ejemplo, uno de los problemas: que la familia de Franco se niegue a desenterrar sus restos y acuda a los tribunales, dejando este proceso durante años en manos de jueces y abogados.

Hay que recordar que la propuesta quedó aprobada con apoyos incluso de Ciudadanos, que aunque puso matices a la iniciativa del PSOE, terminó uniéndose a Podemos en este campo, partido este último que también puso pegas al apoyo a los socialistas. Los que sí se cayeron del acuerdo fueron Esquerra Republicana, que quedó fuera del mismo. Los independentistas catalanes justificaron su abstención en que se trata de una iniciativa “insuficiente”.

La diputada del PP Alicia Sánchez Camacho indicó que la propuesta del PSOE supone violentar el “pacto constitucional”.

También Primo de Rivera

En particular, la proposición también pide el traslado fuera del Valle de los Caídos de los restos de José Antonio Primo de Rivera para su reubicación en un sitio no preeminente del edificio.

La iniciativa también busca excluir de todo tipo de subvención o ayuda pública a cualquier organización o entidad que ensalce o defienda la Dictadura o la figura del dictador Franco, el nazismo, la xenofobia o cualquier otra expresión de carácter discriminatorio o vejatorio para las víctimas.

Otra de las medidas recogidas en la proposición es promover la creación de una Comisión de la Verdad, en la línea de las recomendaciones de Naciones Unidas.
El Congreso exige al Gobierno sacar a Franco del Valle de los Caídos

Diario Crítico