Historia: El nacimiento de la República italiana, por Gustavo-Adolfo Vargas *


Portada del Corriere della Sera de 1946 con los resultados del referendum sobre Monarquía o República

Para el 2 de junio de 1946, fueron las proclamaciones electorales en Italia, por el Referéndum y la Asamblea Constituyente, según el Decreto No..99 del 16 de marzo de 1944. Ese día se celebró el Referéndum Constitucional, para decidir si la estructura del Estado debía ser una República o una Monarquía. 

Los italianos fueron convocados a elegir el Modelo de Estado que Italia debería adquirir, después del final de la Segunda Guerra Mundial. El Referéndum Constitucional contraponía la República (algo nuevo para el Estado italiano), con la Monarquía que había marcado la Península itálica desde 1861, año de su unificación bajo el poder de la Casa Real de los Saboya.

En la campaña electoral se empezaban a distinguir las divisiones ente el frente conservador y pro-monarquía, encabezado por la Democracia Cristiana y apoyado por la Iglesia, los angloamericanos, y el frente progresista de los partidos de izquierda.

Votaron más del 89% de los ciudadanos (incluidas las mujeres que votaban por primera vez). El Referéndum se concluyó con la victoria de la República con el 54.3% contra los 45.7% que obtuvo la Monarquía. También eligieron a los miembros de una Asamblea Constituyente, que fue la encargada de redactar una nueva Constitución.

Los Partidos: Socialista, de Acción, Comunista, Liberal, Democracia Cristiana y Democracia del Trabajo, que integraban el Comité de Liberación Nacional Central, no estaban de acuerdo con la futura Italia que querían construir.

Considerando que los británicos y los estadounidenses, sostenían al general Badoglio y a la Monarquía, se puede observar que Italia se encontraba en un callejón sin salida.

En marzo y abril de 1944, surgió una serie de factores que desbloquearon completamente la situación. El gobierno del general Badoglio obtuvo el reconocimiento oficial de la Unión Soviética, dispuesta a no dejar el poder de decisión en manos de Estados Unidos y Reino Unido; seguido de un memorándum del Ministro de Exteriores Soviético, destacando la importancia de una cooperación entre el gobierno italiano y los partidos antifascistas. A finales de ese año se formó un gobierno de “Unidad Nacional Antifascista”.

Los partidos: Comunista, Socialista, de Acción, Republicano y algunos liberales, se declararon abiertamente republicanos.

La Monarquía fue apoyada por el Vaticano, la Democracia Cristiana y una serie de partidos conservadores, y los representantes angloamericanos que también fueron apoyados por la mafia siciliana que tiene tanto o más poder que el Estado, llegando a controlar periódicos, jueces y policías.

Mientras los partidarios de la República, puntualizaban los errores de los Saboya, afirmando el poder del fascismo, especialmente el haber entregado al Gobierno en manos de Mussolini en 1922, por aprobar el paso a la dictadura en 1925; después del homicidio del líder socialista Giacomo Matteotti por parte del Duce, por sostener el colonialismo fascista y la guerra junto a los nazis. El 8 de septiembre de 1943, con la escapada desde Roma, permitió la ocupación militar por parte de Alemania, con terribles consecuencias para la población italiana.

Vittorio Emanuele III, no respetó la “tregua institucional”, antes de las elecciones, abdicó en favor de su hijo que pasó a ser el Rey Umberto II. Tras 85 años de monarquía, Italia se convirtió en República. Los miembros de la familia real fueron llevados al exilio, por su relación con el régimen fascista, hasta el 10 de noviembre de 2003, cuando pudieron regresar, gracias a la modificación de la Constitución por el parlamento italiano.

En Italia esta es una de las fiestas públicas más importantes al igual que el 14 de julio en Francia y el 4 de julio en los Estados Unidos.

La República tuvo el favor de quienes condenaban el Fascismo y la Monarquía que lo había sostenido, esperando la superación del pasado, guiada por los partidos de masa de izquierda. En ese sentido, la elección de la República fue el resultado del período de la Resistencia, la ruptura con el pasado y el cambio que condujo al panorama italiano de hoy.

  • Diplomático, Jurista y Politólogo.

El nuevo Diario