Móstoles: Manifiesto por la III República ante la abdicación de Juan Carlos I


DSC_0016Las organizaciones políticas y sociales democráticas debemos celebrar la abdicación del monarca heredero del dictador Franco como lo que es, una oportunidad única para abordar, de una vez, el cierre definitivo del proceso denominado como “Transición Española”, que  no debe terminar con la normalización de la democracia parlamentaria amparada en una monarquía heredera de la dictadura, sino que tiene que culminar en una república democrática de trabajadores y trabajadoras, y superar definitivamente la involución democrática perpetrada en 1939.
La segunda restauración borbónica no ha sido más que una condición forzosa impuesta desde el  franquismo para seguir manteniendo, sin Franco, los privilegios y prebendas de una oligarquía política y económica.  La constitución de 1978 fue adoptada como herramienta necesaria para salir de la siniestra dictadura franquista (así se aseguraron de vendérnosla), pero en la herramienta estaba incluida la figura real,  Juan Carlos, impuesto por Franco , sin opción aparente . La institución monárquica es intrínsecamente antidemocrática y el reinado de Juan Carlos I está cuajado de ejemplos de corrupción, personalismo y abusos de poder. No se puede escapar a la esencia de lo que se es.

Ahora, con un monarca exhausto, un sistema político en decadencia y descomposición, se presenta la abdicación -empujada por el avance electoral de las fuerzas de izquierda y las posiciones populares- como un avance democrático de la “monarquía campechana”.
 Por supuesto, los medios de comunicación a sueldo del sistema se han unido a la orgía de alabanzas al heredero, realizando su función de creadores de opinión, según sus intereses.
Pero toda esta maniobra no va a cambiar nada la situación de las clases populares.Lo que toca es avanzar hacia la República. Impulsar un proceso constituyente hacia un nuevo marco político y económico al servicio de las clases trabajadoras y la mayoría social de este país. Para ello, debemos reforzar la unidad de los de abajo en un frente unido y construir la unidad popular como condición indispensable para la ruptura con el régimen.
 
Las organizaciones políticas y sociales de Móstoles no podemos ser ajenos a este proceso de limpieza de imagen de una institución naturalmente antidemocrática y debemos posicionarnos claramente del lado de los trabajadores, de las clases populares, hartos de mantener con su trabajo y su esfuerzo a una familia corrupta, parasitaria y situada por encima de la ley, mientras ven perder sus derechos más elementales y abocados a una pobreza cada vez mayor.
Por todo esto, las organizaciones que suscriben este manifiesto rechazan la sucesión de la corona, exigen una consulta popular y se comprometen a defender los valores republicanos y a reclamar constante y decididamente la restauración republicana; desde las instituciones o fuera de ellas, desde los cargos públicos  o desde las organizaciones de base, siempre con el convencimiento de que sólo el régimen republicano puede ser considerado democrático.

Han firmado el manifiesto hasta este momento:
Socialismo Mostoleño (SOMOS), UJCE, Republicanos (RPS), PCE(m-l)

Móstoles, 3 de junio de 2014