El ‘NO’ rotundo del Conservatorio de Música ya tiene manifestación, eslogan y cartel


“NO nos vamos al estadio”. La frase que corearon decenas de padres, alumnos y profesores del Conservatorio Profesional de Música de León ante el propio consejero de Educación de la Junta, Fernando Rey, en su visita del pasado miércoles, se ha convertido en el grito de guerra de la protesta que mantendrá la totalidad del claustro del centro educativo para impedir los planes pactados por la Junta con el Ayuntamiento de León para trasladar en dos años el Conservatorio de su ubicación actual, en el centro de la ciudad, al Ifycel situado en la ‘barriga’ del estadio de fútbol ‘Reino de León’.

Ya existe eslogan y además ya existe fecha precisa para la manifestación que han convocado para la semana que viene, con el objetivo de que su reivindicación se mantenga con las espadas en alto: será el jueves 21 de abril a las 20.30 horas. La comitiva, que se espera muy numerosa, tiene previsto concentrarse a partir de esa hora en la actual sede de Santa Nonia y promete ser original y masiva, dada la postura unánime de rechazo a los planes del Ayuntamiento de León y la Junta.

Para ello, también se dispone ya de un cartel en el que ese grito de guerra se convierte en la frase que resume el malestar de todos los colectivos del Conservatorio e incluso se ha habilitado un hashtag que resuma su defensa de una sede de calidad: #LeónPorUnConservatorioDigno.

UPL dio marcha atrás

Todo está listo, pues, para mantener la presión sobre ambas instituciones, después de que se diera marcha atrás a la inicial pretensión de Unión del Pueblo Leonés (UPL) de convocar para este próximo lunes 18 una concentración de protesta. La cual quedó ayer desactivada, según comunicó este partido político en una nota de prensa, a petición de la directora del Conservatorio, quien le traslado al portavoz municipal y secretario general Eduardo López Sendino la pretensión de la comunidad educativa de que la manifestación fuera iniciativa del centro y no estuviera capitalizada por ninguna fuerza política.

Fuente: ILeón