Bescansa lanza una iniciativa propia para salir del “partido de ping pong” entre Iglesias y Errejón


La cofundadora cree que la confrontación entre los dos ha “debilitado” a Podemos

La cofundadora de Podemos Carolina Bescansa se ha quejado este miércoles del “partido de ping pong” en el que se ha convertido el debate previo al congreso de Podemos por la confrontación entre Pablo Iglesias e Íñigo Errejón. Bescansa, que hasta ahora ha participado en el equipo del líder del partido, ha lanzado una iniciativa para recoger por su cuenta propuestas políticas y organizativas para el cónclave con el objetivo de salir del “planteamiento binario” y de “debate en Twitter” entre Iglesias y Errejón. Una disputa que la responsable de Análisis y Programa entiende que ha “debilitado” a Podemos.

Bescansa considera que la pugna entre Iglesias y Errejónestá eclipsando las distintas voces del partido y dañándolo. “Dos jugadores no permiten que el conjunto de la organización se exprese sobre cuál debe ser la agenda política y organizativa de Podemos”, ha lamentado en referencia al secretario general y su número dos. “Este proceso de no acuerdo ha debilitado a Podemos. Hoy Podemos está en una posición algo más débil de la que estaba antes de la celebración de esa consulta”, ha asegurado refiriéndose a la consulta a las bases sobre las reglas del congreso en la que Iglesias y Errejón confrontaron.

Con el objetivo de salir de esa lógica de dos, Bescansa ha lanzado una iniciativa junto al responsable de Economía, Nacho Álvarez, con el nombre de Colectivo Mayo 2011-Pensando Podemos, para la recogida de propuestas fuera de la lógica de facciones. Un “espacio participativo” que busca también lograr un acuerdo de consenso entre todas las familias previo al congreso “sobre las normas [del partido], para así hablar de los grandes proyectos políticos para el país”, ha explicado la dirigente.

“La falta de normas, la laxitud orgánica y organizativa de Podemos” fue útil durante una etapa para la agilidad de Podemos, entiende la cofudadora de Podemos, pero superada esa primera etapa “ha perjudicado a Podemos en su conjunto, y ha beneficiado a quienes estaban en espacios de poder orgánico”. La cofundadora de Podemos reclama, por tanto, una “clarificación” de esas normas, como a qué órganos corresponde cada decisión y con qué mayorías se adoptan las decisiones, ha explicado, y que se clarifiquen con un pacto de consenso. Ahora bien, esas normas son las que se recogen en el documento organizativo que los equipos pueden presentar para el congreso, y este va unido a la ponencia política y a la lista a la dirección, sin que pueda separarse.

Bescansa y Álvarez no han descartado, de hecho, presentar una propuesta política y lista a la dirección propias, si se frustra su intención de consensuar las normas organizativas de Podemos. “Si el resto de equipos se niega a incluir ese tipo de propuestas, valoraremos la posibilidad de presentar documentos propios, pero es poco probable”, ha asegurado el responsable de Economía. La responsable de Análisis Social de Podemos ha evitado clarificar si su iniciativa supone que deja de formar parte del equipo de Iglesias, en el que se ha encuadrado hasta ahora. Su nombre aparece en la ponencia política presentada por Iglesias para el congreso, aunque ella lo ha calificado como un “documento de autor”. “Articular posiciones críticas no te deja ni dentro ni fuera de ningún proyecto”, ha considerado.

El País