La OTAN inicia un nuevo programa de entrenamiento contra explosivos en Irak


La OTAN puso hoy en marcha un nuevo programa de entrenamiento sobre artefactos explosivos improvisados en Irak, iniciativa que se enmarca en la formación que la Alianza proporciona a las fuerzas de seguridad locales para luchar, en particular, contra el grupo terrorista Estado Islámico.

Unos treinta soldados locales participaron en la primera semana del curso, que tendrá una duración total de cinco semanas, informó la OTAN en un comunicado.

“El programa de la OTAN de entrenamiento y construcción de capacidades en Irak está reforzando la habilidad del país para luchar contra el Estado Islámico y garantizar su propia seguridad”, indicó en el mismo el secretario general de la alianza, Jens Stoltenberg.

Los aliados también proporcionarán equipos de protección frente a explosivos a las fuerzas de seguridad iraquíes como parte de este nuevo programa, que se desarrollará en paralelo a otros cursos de la OTAN en materia de cooperación entre autoridades civiles y militares.

Los asesores de la OTAN trabajan en Irak desde el pasado enero, supervisando los entrenamientos y trabajando con las fuerzas de seguridad locales para reformar sus instituciones, recordó la Alianza.

Sus equipos ya han proporcionado entrenamiento a las fuerzas iraquíes en Jordania en varias áreas, incluida la lucha contra artefactos explosivos improvisados (IED, por sus siglas en inglés), con formación sobre retirada de minas y desactivación de explosivos impartida en particular por efectivos españoles.

Sin embargo, en la cumbre de Varsovia de julio de 2016, los aliados decidieron ampliar esta formación para ofrecerla también directamente en el propio Irak.

“La mejor arma que tenemos en la lucha contra el terrorismo es entrenar a las fuerzas locales”, indicó Stoltenberg, quien añadió que “unas fuerzas armadas iraquíes más efectivas significan un Irak más seguro y un Medio Oriente mas estable”.

La OTAN presta también apoyo a la coalición internacional contra el grupo terrorista Estado Islámico, a la que aporta aviones de vigilancia Awacs.

El Diario