“Si Cassandra escribiera un nuevo tuit sobre Carrero Blanco iría a prisión”


Jacobo Dopico, profesor titular de Derecho Penal de la Universidad Carlos III de Madrid, explica a ‘Público’ las consecuencias reales de la sentencia contra la tuitera. Su abogado asegura que se ha enterado por la prensa.

La Sección Cuarta de la Audiencia Nacional ya ha condenado a un año de prisión a la tuitera Cassandra por sus trece mensajes sobre Carrero Blanco que difundió por su cuenta de Twitter entre 2013 y 2015, confirmando la acusación de la Fiscalía que dictó el pasado 22 de marzo, día del juicio de esta joven murciana de 21 años y estudiante del segundo años de grado de historia.

“La condena ha confirmado lo que casi esperábamos y resulta muy poco ético enterarse por la prensa de estas noticias”, apunta a Público BGD Abogados, despacho de Cassandra, encargados de su defensa. “Se debería de esperar a una confirmación por la parte, antes de que se filtre cualquier noticia a los medios y dar la noticia al resto de medios para que Cassandra no se haya tenido que enterar así de una noticia tan grave”.

“Ya sabíamos que nos enfrentábamos a la dificultad de una sentencia en la Sección cuarta de la Audiencia Nacional”.

El escrito al que han tenido acceso todos los medios como filtración de la Audiencia, obligaría al despacho a recurrir como segunda instancia al Supremo. Un hecho que ya ha ocurrido en todos los casos de twitteros que se han mofado de Carrero Blanco y han sido condenados por la justicia española.

Un alto coste por recurrir Supremo o ir a Estrasburgo

El coste a la hora de pedir un recurso ante el Tribunal Supremo obligaría a la joven a unas costas que podrían ser tremendamente elevadas. En torno a los seis mil euros según fuentes consultadas La defensa argumentaba que “esta búsqueda de la justicia tiene una cuota tan elevada que muchos se quedan por el camino. Esperemos que en el caso de Cassandra no ocurra eso”. La joven ya había abierto una cuenta de Paypal para los gastos que supone su traslado a Madrid y su manutención para los juicios e interrogatorios en la capital. Hasta el momento, sólo ha recibido 150 euros en esta cuenta. Ahora espera que sean más para poder costearse el recurso ante el Tribunal. No sabemos si usará la misma para sufragar estas tasas.El siguiente paso si la sentencia del Supremo no es favorable para la acusada, sería el Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo. “Esperemos que no tengamos que llegar hasta aquí y que haya cordura en la justicia porque aquí los costes ya serían aún menos inasumibles”, aclara el despacho.

“Si Cassandra escribiera un nuevo tweet sobre Carrero Blanco, el juez revocaría la suspensión e iría a prisión”

Jacobo Dopico, profesor titular de Derecho Penal de la Universidad Carlos III de Madrid y promotor del manifiesto Carrero como síntoma, explica a Público la triple sentencia por la que ha sido acusada Cassandra Vera y las consecuencias “reales” que puede tener esta condena para la joven de 21 años.

“A Cassandra le han impuesto por un delito de humillación a las víctimas del terrorismo con tres penas”. Dopico apunta que la de mayor gravedad es la pena de un año de prisión. Es una pena que por su duración puede ser suspendida. “Esto significa que el Juez podría fijar un plazo de 2 a 5 años en el que, por así decirlo, Cassandra estaría a prueba”. Sin embargo aclara que “si cometiese otro delito durante ese tiempo (por leve que fuese: una alcoholemia al volante… o un nuevo tuit como los anteriores), el Juez revocaría su suspensión e iría a prisión”.

“La suspensión de la que hablan los medios sobre la penal de cárcel es una facultad que tiene el Juez. No es obligatoria y depende, entre otras cosas, de cómo valore el Juez o Tribunal las circunstancias personales de Cassandra y su conducta posterior al hecho”.

La segunda pena seria la inhabilitación para ejercicio del sufragio pasivo. Dopico comenta que “esta pena implica que no podría ser elegida durante ese año para un cargo público. Si se suspende la pena de prisión, también se suspende ésta”.

“Cassandra no podrá trabajar de ningún modo para el Estado”

La tercera y que más boom ha tenido ha sido la de inhabilitación absoluta durante siete años. El profesor explica que “Cassandra no podrá trabajar de ningún modo para el Estado: ni convertirse en funcionaria, ni trabajar como contratada laboral para la Administración… ni siquiera hacer suplencias”. Ante la elección, si se diera el caso de cargo público, Cassandra Vera tampoco podrá ser elegida para un cargo público. “En una persona que estudia Historia y que pretendía enfocar su carrera profesional por la docencia, esto supone un durísimo impacto que anula sus planes vitales”.

La sentencia ha caído como un jarro de agua fría para el claustro de Derecho de la Universidad Carlos III. “Hemos visto la sentencia y no dábamos crédito”, añade. “Es inconcebible que un Tribunal en un país europeo occidental haya entendido que la simple sátira política sobre la muerte de Luis Carrero Blanco, jefe de Gobierno de la dictadura franquista asesinado hace 44 años, constituya no ya un delito, sino un delito terrorista”

Público