14 de abril, República y Memoria, por Roberto Rovira*


Bandera de la República desplegada en el Ayuntamiento de Sagunto.

Hoy, 12 de abril de 2017 hace 86 años de la celebración de las Elecciones Municipales que cambiaron el rumbo de la Historia de nuestro país. Tras la victoria de las candidaturas republicanas el 12 de abril de 1931 la clase obrera, las capas populares, las gentes del mundo de la cultura y la ciencia, los partidos de centro e izquierda instauraron la II República ese mismo 14 de abril. La victoria en 41 capitales de provincia de un total de 50 fue determinante para la mayoría republicana, abrumadora en el caso de Madrid, Barcelona y Valencia. Estos resultados fueron un triunfo en toda regla de los republicanos y republicanas de todo el país y en tan solo 48 horas prácticamente todos los Ayuntamientos de España izaban la bandera tricolor en sus fachadas.

El propio almirante Azar, jefe del gobierno en ese momento y ante las preguntas de si había crisis de gobierno por los resultados de las elecciones afirmó en una rueda de prensa “¿Qué más crisis quieren que la de un país que se acuesta monárquico y se despierta republicano?”. Ante los acontecimientos, Alfonso XIII se ve obligado a salir del país.

La Constitución de la II República plasmó el principio de igualdad de los españoles y españolas ante la ley, al proclamar España como “una república de trabajadores de toda clase que se organiza en régimen de Libertad y de Justicia” en su artículo 1. La revolución social y cultural de la república hizo avanzar a nuestro país de manera espectacular: aumento de los derechos de trabajadores y trabajadoras, sufragio universal para hombres y mujeres mayores de 23 años, la democratización del ejército, el acceso universal a la cultura, la reforma agraria, la construcción de miles de escuelas, la instauración del estado laico, la aprobación de Estatutos de Autonomía, etc. Todo ello arrebatado por la sublevación fascista que provocó 40 años de atroz represión y sumió a nuestro país en uno de los periodos más oscuros de la historia.
El pasado pleno de marzo, el Ayuntamiento de Sagunto acordó a propuesta del grupo municipal de EUPV reafirmar la condena al golpe de estado franquista contra el gobierno legítimo de la II República, organizar en el municipio actos conmemorativos y divulgativos del 86º aniversario de la proclamación de la II República y ondear la bandera tricolor en el Ayuntamiento de Sagunto y en la Tenencia de Alcaldía del Puerto. Todo ello un homenaje a todas las personas que defendieron la II República así como al periodo democrático que se inauguró.
Y lo vamos a cumplir, al menos por parte de los miembros de Esquerra Unida y del Partido Comunista, a pesar de las amenazas recibidas de le Delegación del Gobierno de ir directamente a la vía judicial. Amenazas que, además de ser de un cuestionamiento jurídico evidente, no son propias de un estado democrático del siglo XXI y parecen más bien extraídas del pasado más casposo de nuestro país, aquel en el que abundaban los yugos, flechas y aguiluchos del “movimiento”. La carta de delegación de Gobierno es una provocación que muestra nuevamente el carácter reaccionario y antidemocrático del Gobierno cuya política se basa en la intimidación y el miedo. Por ellos desde EUPV y el PCPV animamos a todos nuestros cargos públicos y al conjunto de fuerzas republicanas a declararse en rebeldía democrática ante este nuevo intento represivo del gobierno.
Ondearemos la bandera tricolor de la dignidad en memoria de los y las que lucharon por la Democracia y la Libertad durante la Guerra Civil y la Dictadura, por los 27 fusilados en 1939 en el cementerio de Sagunto, por los y las dirigentes del movimiento obrero de nuestro propio pueblo que sufrieron la represión, la tortura y la persecución, y por todos y todas las que siguen en las miles de fosas sin exhumar que merecen una justa rehabilitación cívica y política para no caer jamás en el olvido en el que siempre se les ha querido enterrar.
*Roberto Rovira Puente
Coordinador Local de EUPV Sagunto