Un nuevo espacio en El Pósito dedicado a la memoria histórica


La propuesta del concejal no adscrito de izquierdas fue aprobada en el pleno

Acto en memoria de la víctimas, en una imagen de archivo. (Javier Posadas)

La última sesión ordinaria del pleno del Ayuntamiento de Linares sirvió para valorar la creación de un espacio que resalte la memoria histórica en El Pósito. La propuesta lanzada por el concejal no adscrito de izquierdas, Sebastián Martínez Solar, fue uno de los puntos de debate durante el pleno, y aunque no tuvo unanimidad fue aprobado por el voto a favor de la mayoría.

El lugar elegido para la reserva de un nuevo espacio para la memoria histórica, como ya ocurre en el patio de San Diego situado en el cementerio, es, en este caso, El Pósito. El edificio tiene un valor significativo, ya que durante los años oscuros de la Dictadura y la guerra, fue utilizado como prisión penitenciaria. “Durante este periodo de la historia de España, Andalucía fue una de las comunidades que sufrieron especialmente. En Linares, estaba la cárcel de El Pósito. Al haberse convertido en un espacio expositivo, creemos que debe tener un lugar de visibilidad para las víctimas de la Guerra Civil. Por lo que solicitamos al Ayuntamiento la creación de un espacio para la memoria histórica como recuerdo y homenaje a las personas que sufrieron y murieron allí”, introdujo el concejal Martínez Solar.

Fueron 48 las personas asesinadas en El Pósito en la época en que era una cárcel y más de un centenar fueron torturadas e interrogadas. Ciudadanos apoyó la propuesta, y señaló su portavoz, Salvador Hervás: “Es bueno mirar atrás para aprender y no repetir los errores, pero no debemos anclarnos en el pasado, es el momento de cerrar las heridas y mirar hacia el futuro”. Desde la derecha se pidió que ese espacio recordatorio esté destinado a las víctimas de ambos bandos, puesto que “se deben recordar a todas las personas que sufrieron tanto en la guerra como en la dictadura”, según dijo Antonio Delgado. Por su parte, la líder del Partido Popular municipal, Ángeles Isac, expuso el ejemplo de personas encarceladas en El Pósito y fusiladas en el cementerio de Linares sin distinción de bando.

Tras el rechazo de ampliar la conmemoración a las víctimas del bando franquista, su propuesta fue aprobada con los votos en contra de los concejales no adscritos de derechas y el grupo popular. Otro de los puntos que defendieron la memoria histórica fue el que propuso la retirada de los últimos símbolos de la Dictadura, tal y como marca la Ley de Memoria Histórica aprobada recientemente por la Junta de Andalucía. En este caso se refirió, especialmente, a placas con el yugo y las flechas pertenecientes al antiguo Ministerio de Vivienda y que en algunos edificios de la ciudad se siguen conservando. Desde el grupo Cilus, Javier Bris prefirió desmarcarse de la propuesta y alegó el sentido común de los ciudadanos que ya han retirado la gran mayoría de esta simbología por cuenta propia. “Se han retirado ya en un alto porcentaje y de forma correcta; sin llamar la atención, sin protagonismo, y sin atender a cuestiones políticas. No es necesario que el Ayuntamiento se entrometa en este asunto”, concluyó.

Diario de Jaén