La plataforma La Línea por la República apoyará los actos del 18 de julio antifascista en la Comarca y en Sevilla


La Línea por la República se ha reunido el martes 20 en la sede de Izquierda Unida de La Línea para debatir, organizar y manifestar su apoyo a los actos antifascistas que se realizarán en el Campo de Gibraltar los días 13, 18 y 19 de julio y en Sevilla el día 17 de julio por la noche.

Desde la Plataforma republicana linense se ha mostrado el apoyo a la manifestación que ha convocado la Plataforma Cádiz por la República en Algeciras para el 18 de julio dentro de la hoja de ruta del I EncuentroRepublicano Andaluz de Humilladero bajo el lema “Por la III República, derecho a decidir, recuperar la soberanía”.

El día 19 se apoyará el acto organizado por el Foro por la Memoria consistente en colocar una placa en el antiguo cuartel de Ballesteros homenajeando a los republicanos asesinados durante el golpe de Estado a la II República en nuestra ciudad.

El acto a nivel andaluz en Sevilla del 17 de julio por la noche consistirá en una concentración frente a la Basílica de la Macarena donde están enterrados los restos de Queipo de Llano para denunciar la actualimpunidad del franquismo, los crímenes de lesa humanidad cometidos por el mismo y la ausencia de laicismo en nuestro país.

El pasado julio de 2016, cuando se cumplían 80 años de alzamiento militar del general Francisco Franco contra la II República, el Ayuntamiento de Sevilla aprobó en un pleno por unanimidad una moción que condenabael golpe de Estado, y que en un segundo punto instaba a la Basílica de la Macarena a deshacerse de los vestigios franquistas e iniciar los trámites para exhumar al general fascista Gonzalo Queipo de Llano, responsable de la matanza de 14.000 civiles sólo en Sevilla.

La Línea por la República denuncia que el actual régimen del 78 tiene su origen en el golpe de 18 de julio del 36, ya que de no haber existido el mismo España sería hoy una República y no una monarquía, como lo son países como Francia, Italia o Alemania. Sin embargo, tras el referéndum ilegal franquista de 1947, se decidió que España pasaba a ser un Reino. Posteriormente Franco designa como sucesor y heredero a Juan Carlos I y hoy Felipe VI es heredero de este. En realidad en el año 1977 no hubo una ruptura con el régimen franquista sino una continuidad con la monarquía impuesta por Franco ya que los partidos republicanos no pudieron concurrir a las elecciones, ni hubo referéndum monarquía república como en Italia ni proceso constituyente. La Transición supuso un lavado de cara de las estructuras del régimen para integrarse en la cadena imperialista de la OTAN y la antigua Comunidad Económica Europea.

Las instituciones republicanas en el exilio el 21 de junio de 1977 comunicaron que se disolvían declarando el final de la II República y señalando el objetivo de la III República Española aún no cumplido.