Piden a Irán que libere a los sindicalistas Reza Shahabi y Esmail Abdi


El Sindicato de Trabajadores Metalúrgicos y Mecánicos de Irán (UMMI), organización afiliada a IndustriALL, ha pedido apoyo solidario para lograr la liberación de los activistas sindicales Reza Shahabi y Esmail Abdi y que se termine la represión antisindical.

IndustriALL exhorta a sus afiliados y simpatizantes que apoyen este llamado, pidiéndoles que firmen la petición de LabourStart o enviando una carta propia al respecto, para así concientizar sobre la situación en Irán. La inversión extranjera está entrando en el país en grandes cantidades gracias al acuerdo nuclear, pero el país no respeta los derechos fundamentales de los trabajadores.

En su carta dirigida al Presidente de Irán, Valter Sanches, Secretario General de IndustriALL, señaló:

“Estamos muy preocupados por información que hemos recibido que indica que se está persiguiendo, e incluso deteniendo, a trabajadores y dirigentes por ejercer sus derechos sindicales fundamentales. En este contexto, pedimos la liberación inmediata e incondicional de todos los trabajadores y dirigentes sindicales encarcelados, entre ellos Esmail Abdi y Reza Shahabi.

“Una vez más, IndustriALL Global Union insta al Gobierno de Irán para que ratifique el Convenio 87 de la OIT sobre la libertad sindical y la protección del derecho de sindicación y el Convenio 98 sobre el derecho de sindicación y de negociación colectiva. Este es un llamado claro a su administración para que garantice los derechos de los trabajadores a afiliarse a los sindicatos y a disfrutar de la protección de la negociación colectiva.

“Esperamos que su administración actúe sin demora para fomentar un ambiente propicio para promover y respetar plenamente los derechos sindicales”.

Reza Shahabi es tesorero del Sindicato de Trabajadores de la Compañía de Buses de Teherán y Suburbios. Se halla encarcelado desde 2010 por sus actividades sindicales, bajo cargos políticos: por “coludir contra los servicios de seguridad” y por “difundir propaganda”. Estuvo bajo licencia médica después de sufrir graves formas de maltrato durante su detención.

Se le ha negado una extensión de su licencia médica y actualmente se encuentra nuevamente  en la cárcel. Debido a su ausencia, su detención se prolongó en 968 días. El 9 de agosto, Shahabi se unió a una huelga de hambre.

Esmail Abdi es dirigente de la Asociación Sindical de Profesores de Teherán. Está cumpliendo una condena de seis años bajo cargos falsos. Después de 38 días de huelga de hambre, fue trasladado al hospital, sin embargo, dos días después, lo volvieron a llevar a la cárcel de Evin.

Este año, se han aplicado restricciones sin precedentes contra los sindicatos de trabajadores: en abril, Maziar Gilani-Nejad, miembro del UMMI, fue convocado a la Corte Revolucionaria. Posteriormente fue absuelto.

Shapour Ehsani Rad, miembro del Sindicato Libre de Trabajadores de Irán, fue condenado a prisión y azotes.

Se ha ejercido presión a los proveedores de fianzas de Ja’far Azimzadeh del Sindicato Libre de Trabajadores de Irán y Mahmoud Beheshti Langroudi, de la Asociación Sindical de Profesores de Irán, para obligar a estos sindicalistas a volver a la cárcel.

Hamid Sharghi, otro miembro del UMMI, se halla bajo fianza en espera de su juicio. Ali Akbar Baghani, miembro de la Asociación Sindical de Profesores de Teherán, se encuentra en el exilio. Ebrahim Madadi y Daoud Razavi, miembros del Sindicato de Trabajadores de la Compañía de Autobuses de Teherán, recibieron órdenes de arresto.

En un comunicado, el UMMI afirmó:

“Exigimos que se respete la ley y se ponga en libertad a todos los presos de conciencia y del movimiento sindical. Hacemos hincapié en que la responsabilidad por el bienestar de los sindicalistas recae en las autoridades que dictan tales condenas.

“Las amenazas, los arrestos, e incluso el trato violento no pueden apartarnos de la vía que hemos elegido. Defendemos firmemente nuestros principios y haremos todo lo posible para hacer cumplir nuestras exigencias de liberación de nuestros compañeros.

“Las dificultades, el peligro, la muerte, la victoria y los contratiempos son naturales y posibles; sin embargo, seguiremos firmes, defendiendo nuestros ideales”.

Industrial Unión