Sanidad: Una Proposición Indecente


Más que una propuesta parece un chantaje. Un chantaje a las CC.AA y a la ciudadanía en general. “Vamos a salvar a la Sanidad Pública, pero a cambio nos seguimos llevando su dinero a nuestros bolsillos”. La Sanidad Privada es insaciable. No se conforma con el gran pedazo que ya explotan, quiere toda la tarta.

Esta actitud misionera es favorecida por una determinada política y una determinada forma de entender la Sanidad. A la ciudadanía de nuevo se le intenta engañar con este chantaje, pero habrá que repetir una vez más que para la Sanidad Privada lo prioritario es el negocio, no la salud de las personas.

En la Comunidad de Madrid, la única persona responsable de la impresentable lista de espera quirúrgica (más de 70.000 personas) y para primera consulta de especialista (más de 300.000 personas) es la Sra. Cifuentes. Ella y su Consejero de Sanidad han fracasado en su Plan Integral de Listas de Espera, aprobado en los presupuestos de 2016 con el apoyo de Ciudadanos. La lista no se reduce, entre otras cosas porque no se gastó en ese plan lo que estaba previsto: se han dejado de gastar casi 40 millones de euros. ¿Esto lo conoce la población a la que ahora se la va a intentar convencer de que han encontrado la solución en la Sanidad Privada?. Algo tendrá que hacer la Sra. Cifuentes para quitarse de encima el sonrojo que le ha supuesto la encuesta que asegura que 2 de cada 3 madrileños considera que la Sanidad Pública ha empeorado bajo su mandato.

Para solucionar el problema de las listas de espera se necesita invertir en la Sanidad Pública: abrir de una vez los hospitales por la tarde, abrir los quirófanos y las consultas con nuevos contratos a profesionales de todas las categorías. O sea, Sra. Cifuentes, hay que gastarse el dinero presupuestado y no dárselo a las empresas privadas.

La Fundación IDIS, la entidad que protagoniza esta vergonzosa oferta, representa el núcleo duro de la Sanidad Privada del Estado. Pero además, en sus órganos de gobierno, asociados, patronos, colaboradores, etc, se agolpan las principales aseguradoras privadas, y buena parte de la industria farmacéutica de alto nivel. Hay que decir que para colmo del engaño, se autodenominan “fundación sin ánimo de lucro”.  Basta ya de tomarnos el pelo.

Se cumplen ahora 25 años de la película que da nombre a este artículo. Sólo dos más de los que lleva gobernando el Partido Popular la Comunidad de Madrid haciendo propuestas tan indecentes como esta. Hace algunos años hubo una respuesta masiva y contundente en la calle. Es el momento de no olvidarlo, la Sra. Cifuentes.

Desde el MATS, nos oponemos rotundamente a esta oferta y colaboraremos con las repuestas que se produzcan para defender la Sanidad Pública, libre de injerencias y de ayudas interesadas.

Movimiento Asambleario de Trabajadores-as de Sanidad