Una vigilia antifascista en la Macarena


En protesta porque los restos de Queipo de Llano, asesino de más de 14.000 personas, sigan en la Basílica

Un crimen de guerra se define como el homicidio intencional, la tortura o los tratos inhumanos, que causa deliberadamente grandes sufrimientos o atenta gravemente contra la integridad física o la salud. Esas son las acciones más destacadas que definen a un criminal de guerra”.

Anacrónico y ofensivo enterramiento en la Macarena
Al siniestro personaje del general golpista Gonzalo Queipo de Llano los historiadores e investigadores otorgan el tétrico calificativo de “criminal de guerra” por ser el responsable del asesinato colectivo de unas 14.000 personas. El denominado por sus matanzas “Carnicero de Sevilla”, Queipo fue quien con horrible manu militari  ejecutó la victoria y represión franquista en el Sureste peninsular pero no fue juzgado sino que tanto él como su esposa descansan en dos grandes tumbas en lugar destacado de una capilla lateral de la basílica sevillana de la Macarena. Un templo reconstruido en 1949 y cuyo padrino en la inauguración bendecida por el Arzobispo fue el propio Queipo de Llano.

Usar la máxima violencia como garantía de éxito
Las cifras que muestran a las claras que Queipo entra en esa siniestra calificación de “criminal de guerra” son claras: 12.854 asesinados son los “casos documentados de víctimas”. A estos hay que sumar 268 ejecutados de otras provincias y 862 muertos en prisión, “la mayoría de ellos en las semanas siguientes al golpe militar”. Queipo mandó fusilar a una columna completa de de mineros de Huelva en la muralla árabe lindante a la Basílica de la Macarena, a pocos metros de las lápidas donde reposa ahora. Historiadores mantienen la tesis de que la estrategia siniestra de Queipo de Llano fue la de perseguir la “máxima violencia” como garante de éxito. Abunda en la acción represiva del general mencionando que Cádiz, Huelva y Sevilla fueron provincias arrasadas con la “aniquilación de izquierdistas” por las fuerzas rebeldes del sur al mando de Gonzalo Queipo de Llano.

Convocan vigilia antifascista
Ante ello, el ayuntamiento de Sevilla, colectivos memorialistas y partidos políticos de izquierdas han solicitado en numerosas ocasiones que los restos de Queipo sean exhumados de la basílica. Es una ofensa a las víctimas del franquismo, a los demócratas y a la Memoria Histórica. De nuevo y por segundo año consecutivo la formación Andalucía Republicana ha convocado una vigilia laica y antifascista para pedir la retirada de los restos de Queipo de Llano de la Basílica de la Macarena

Miles de asesinatos masivos
Además, la Coordinadora Andaluza de Organizaciones Republicanas ha publicado un Manifiesto con ocasión de la convocatoria de esta vigilia en la que afirma que el general Queipo de Llano fue “responsable del ilegal Bando del 28 de julio de 1936, que constituye la base y la cobertura de los miles de asesinatos masivos que se fueron produciendo en toda la Andalucía ocupada por las fuerzas fascistas, prolongadas hasta finales de la década de los 40 con la aplicación de la llamada Ley de Fugas”. Se considera que esta es una razón más que suficiente para que los restos del mencionado general no estén bajo la custodia de una hermandad, que no tiene entre sus objetivos dar cobertura a ese tipo de personas.

Incumplimiento de la Ley de Memoria Democrática
También en el Manifiesto se especifica que “junto a la razón moral y la razón democrática se encuentra la razón legal, de obligado acatamiento para todos los ciudadanos y ciudadanas del Estado español y de nuestra Comunidad Autónoma. El artículo 32 de la Ley de Memoria Histórica y Democrática de Andalucía establece en su apartado 4 que “cuando los elementos contrarios a la Memoria Democrática estén colocados en edificios de carácter privado con proyección a un espacio o uso público, las personas propietarias de los mismos deberán retirarlos o eliminarlos”. Es muy claro que los restos de un general, responsable directo o indirecto de la desaparición de miles personas, no pueden permanecer más tiempo en la Basílica de la Macarena.

La vigilia, comenzará a las 21 horas del martes 17 de julio y concluirá a las 11 horas del miércoles 18 de julio y se llevará a cabo en la plaza de la Esperanza Macarena delante de la Basílica de la Macarena. Los convocantes han invitado a participar en la misma a toda persona, que considere que la permanencia de los restos del general de Queipo de Llano en la Basílica de la Macarena es insoportable y es un ataque a la justicia democrática.

Culpa del Obispado y de la Hermandad
Andalucía Republicana responsabiliza inicial a la Hermandad y al Arzobispado de Sevilla perro piden que el Ayuntamiento de Sevilla y la Junta de Andalucía hagan cumplir la legalidad vigente por considerarlo una obligación institucional. Lo cierto es que parece incompresible que una sociedad moderna, como la andaluza, mantenga un silencio casi total en este asunto de justicia democrática y que se corresponde con los objetivos de la Ley de la  Memoria Histórica y Democrática de Andalucía que da soporte a la necesidad de que la verdad no quede ocultada por los golpistas y sus defensores.

El Plural

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.