León aprueba una moción para separarse de Castilla junto a Salamanca y Zamora


PSOE y Podemos apoyan la propuesta de Unión del Pueblo Leonés para llevar a las Cortes el plan

Concentración en la plaza de San Marcelo de León a favor de la autonomía de la región leonesa, este viernes. EP
Concentración en la plaza de San Marcelo de León a favor de la autonomía de la región leonesa, este viernes. EP

El pleno del Ayuntamiento de León ha aprobado este viernes por mayoría una moción a favor de la autonomía de la región leonesa, presentada por el grupo municipal de la Unión del Pueblo Leonés (UPL) y respaldada por PSOE (partido del alcalde, José Antonio Diez) y Podemos, con el voto en contra de PP y Ciudadanos. Tras la sesión se ha celebrado una concentración a la que han acudido unas 300 personas, que han coreado proclamas en apoyo de la independencia leonesa.

El texto de la moción aprobada pide que se remita al Parlamento autonómico y a las Cortes Generales del Estado “el derecho a la constitución como comunidad autónoma de la región leonesa”, que forman las provincias de León, Zamora y Salamanca, siempre dentro del marco constitucional. El portavoz de UPL, Eduardo López Sandino, ha argumentado en su defensa de la iniciativa que “la identidad de los leoneses ni está ni estará nunca unida a Castilla y León” por más que se intente forzar un sentimiento de comunidad, informa Efe.

Luis Mariano Santos, procurador del partido leonesista en las Cortes castellanoleonesas, ha expresado su satisfacción a EL PAÍS por el éxito de la propuesta: “El error de los políticos ajenos a León es pensar que el leonesismo es solo de la UPL, cuando este intento de tener nuestra autonomía dentro del constitucionalismo y respetando la legalidad es de muchas más personas y partidos”. Santos añade que el propósito de su grupo es someter esta idea a votación en los Ayuntamientos en los que gobierna o tiene protagonismo para después seguir “el camino” y plantearlo en Salamanca o Zamora, donde asume que será “mucho más difícil visibilizar este problema que mucha gente nos pide”. “Llegaremos hasta donde nos lleve la gente”, concluye.

En este sentido, el alcalde de León, el socialista José Antonio Diez, hace hincapié en que esta moción no es un simple gesto: “Nunca ha sido el momento en estos 40 años [desde que se constituyó la comunidad], así que el momento puede ser este”. Asegura que quiere abrir el debate sobre el modelo territorial, “que no está cerrado en la Constitución”, aunque subraya que siempre se ceñirán al marco legal. Durante la moción en el Ayuntamiento, intervino para decir que los leoneses “no se sienten parte de la comunidad de Castilla y León”.

Diez ha sostenido varios cruces de declaraciones durante los últimos meses con su homólogo en Valladolid, el también socialista Óscar Puente, por esta cuestión territorial. El leonés sostiene que Puente se excede en sus intentos de beneficiar a la ciudad que comanda. El regidor vallisoletano, portavoz, además, de la ejecutiva del PSOE, pidió a los periodistas que le permitieran “morderse la lengua” tras conocer el resultado de la votación en el Ayuntamiento de León, y añadió que en Ferraz, sede nacional del partido, “no han entendido ni una palabra de la iniciativa”.

El regidor leonés, que asegura que ningún dirigente nacional del PSOE se ha puesto en contacto con él tras aprobarse esta moción, contesta a las acusaciones de Puente que el partido “podrá entender cualquier medida” que esté dentro de la Constitución. “Igual deberían venir por León y alguien debería explicarles cuál es la situación como consecuencia de los agravios que se han producido desde esta Comunidad tan centralista”, concluye Diez, informa Germán Ruiz.

El primer edil cita como uno de los últimos “agravios” la iniciativa que presentó el PP de Valladolid, por medio de José Antonio de Santiago Juárez, exvicepresidente autonómico, para que la ciudad del Pisuerga fuese reconocida como capital oficial de la región. Esto se debe a que el estatuto autonómico de 1986 no recoge que Valladolid sea la capital de Castilla y León, para evitar precisamente molestar a los leoneses, a pesar de que las instituciones se encuentren en su mayoría en suelo vallisoletano.

Aspectos económicos y de identidad

El portavoz del partido leonesista, Eduardo López Sandino, ha remarcado que la propuesta es buena para León frente a los datos que arrojan su pertenencia a la Comunidad de Castilla y León, que ponen de manifiesto el “declive de la región leonesa en los últimos cuarenta años”. Sandino coincide con el alcalde leonés en vaticinar que, si la iniciativa prospera, será bueno para la región leonesa desde el punto de vista económico. Sin embargo, el político de UPL ha remarcado que a la hora de presentar esta iniciativa no ha pesado tanto la economía como la reivindicación del derecho de las tres provincias a constituir una comunidad autónoma que represente verdaderamente su identidad.

Por su parte, el edil de Podemos, Nicanor Pastrana, ha coincidido con Sandino en que para votar esta cuestión es necesario anteponer el corazón a la cabeza. Pastrana es un verso libre dentro de la formación que lidera Pablo Iglesias y que encabeza Pablo Fernández en Castilla y León, pues apoyó a Diez en su investidura sin consultar con su formación.

Por su parte, el portavoz del PP y exalcalde de León, Antonio Silván, ha rechazado la propuesta y ha subrayado que ve con preocupación cómo el equipo de gobierno municipal “ha caído en la estrategia de abrazar los regionalismos” y ha llegado a comparar la moción con el movimiento independentista catalán, a pesar de que el regidor leonés se desmarca de él. Además, ha preguntado al alcalde si está dispuesto a dimitir en caso de que no consiga el apoyo del grupo socialista en las Cortes. El portavoz de Ciudadanos, Carlos González-Antón, también ha vinculado la moción al procés y ha advertido de que “las fronteras siempre traen nuevas fronteras”.

El país