Reclaman responsabilidad y alternativas en la concentración contra el cierre indefinido de Guelbenzu


El sindicato CCOO asegura que “aún desconocen el alcance de la obra que hay que acometer y los plazos”.

Concentración de la plantilla de Guelbenzu contra el cierre de las instalaciones. CEDIDA

La plantilla de Guelbenzu y usuarios de la instalación deportivo-recreativa se han concentrado este martes frente a las oficinas del Instituto Navarro del Deporte para exigir la reapertura de la instalación.

Guelbenzu permanece cerrada por motivos de seguridad desde el pasado 19 de diciembre, como consecuencia de un temporal de viento que voló la cubierta de la piscina, y que aún no se ha retirado.

Tal y como ha informado CCOO, la concentración, convocada de manera urgente, se ha producido tras una reunión con Ramón Santesteban Úriz, subdirector de desarrollo estratégico, infraestructuras y gestión de recursos; y Alfonso Gogorcena Rebolé, técnico del Instituto Navarro del Deporte.

Por parte de la plantilla se ha solicitado que “se retire cuanto antes la cubierta de la piscina para eliminar cualquier tipo de riesgo, que se cierren y precinten los accesos a la piscina, y que se abra el resto de la instalación hasta que tengan claro qué tipo de obra es necesario acometer, se saque la licitación correspondiente y se pueda ejecutar la obra”.

Esta reclamación se produce ya que CCOO asegura que, según les han informado en la reunión, “aún desconocen el alcance de la obra que hay que acometer y los plazos”.

CCOO considera que “existen otras alternativas al cierre total de la instalación que posibiliten la prestación de dicho servicio público, que no es exclusivamente deportivo o de entretenimiento, ya que la mayoría de usuarios y usuarias son vecinas del barrio, de cierta edad, que acuden a la instalación por prescripción médica, ya sea para rehabilitación o como prevención”.

“Hasta ahora se está derivando a las personas abonadas a la instalación de Aquabide, pero numerosos abonados tienen dificultades de movilidad y no pueden utilizar los servicios deportivos de la misma manera que en Guelbenzu por el propio volumen de usuarios y usuarias de la instalación que los acoge”, ha valorado.

Así pues, desde CCOO exigimos al Instituto Navarro del Deporte que “asuma su responsabilidad  con la plantilla y con los socios de la piscina; proceda a la apertura de la instalación en el menor plazo posible una vez garantizada la seguridad de la misma y concrete la obra a acometer, así como los plazos en los que habrá que establecer medidas extraordinarias para el personal”.

Navarra.com