Avanza la causa contra el coronel Arranz y el capitán García por “abuso de autoridad”


El coronel Ricardo Arranz durante el juicio contra Gloria Moreno del que resultó absuelta. Fotos: Sofía Menéndez.
El coronel Ricardo Arranz durante el juicio contra Gloria Moreno del que resultó absuelta. Fotos: Sofía Menéndez.

El Juzgado Togado Militar Central instruye una querella por “construir” en dos años ocho expedientes disciplinarios contra Gloria Moreno, que han quedado en nada, con la “voluntad” de “destruirla”

La instrucción contra el coronel Ricardo Arranz, el capitán Germán García y el guardia Miguel Ángel Padial por “abuso de autoridad”, el equivalente en el Código Penal Militar al acoso laboral, contra la sargento del Seprona de Lanzarote, Gloria Moreno, avanza en el Juzgado Togado Militar Central número dos.

Moreno se ha ratificado en la querella interpuesta, ha pedido que la Guardia Civil certifique que ha quedado libre de los ocho expedientes disciplinarios construidos en su contra en los dos últimos años y pide que declaren como investigados Arranz, García y Padial.

En un escrito dirigido al Juzgado, la representación de la sargento señala que los ocho expedientes incoados a la sargento entre julio de 2017 y julio de 2019 han finalizado sin sanción, “lo que acredita una voluntad de los querellados pertinaz, reiterada y perseverante de, en un corto periodo de tiempo, minarla y hostigarla para destruirla como profesional y como persona” sin ninguna “causa” que lo “justificara”.

En uno de los expedientes originado por un parte disciplinario del capitán Germán García, cuya sanción fue declarada nula, el fiscal del Tribunal Supremo destaca “lo tendencioso de la declaración de hechos probados” de la resolución sancionadora.

A Moreno se le abrió expediente por facilitar a una ciudadana el libro de quejas. Para el fiscal “obró correctamente al ofrecer el libro de quejas” a quien precisamente “venía a quejarse”. “Se supone que para eso está”, ironiza.

Otro expediente se le abre a la sargento por responder a unas quejas planteadas por unas ciudadanas que pusieron en conocimiento del Seprona de Lanzarote la comisión de unos presuntos delitos sin que el destacamento de la Guardia Civil tramitara el atestado.

En aquel momento, Moreno estaba de baja y al frente de la unidad se encontraba Padial. A pesar de ello el coronel y el capitán emprendieron acciones contra la sargento y no contra los responsables en ese momento del Seprona.

El capitán Germán García.
El capitán Germán García.

“Distorsión a sabiendas”

En marzo de 2018, el coronel Arranz instó el cese de funciones de Moreno durante tres meses, pero el Tribunal Militar Central anuló el pasado mes de octubre esa medida cautelar. En la sentencia se cuestiona que en el “parte disciplinario” no se decía “nada” que justificase la medida.

Para la representación de la sargento, ejercida por la letrada María Jesús Díaz, “se confirma de esta manera” la “distorsión a sabiendas del principio de legalidad” por parte de los mandos de la sargento “con la exclusiva finalidad de construir expedientes, carentes de cualquier fundamento fáctico y jurídico” contra Gloria Moreno.

La querella se ha dirigido contra el coronel Ricardo Arranz y el capitán Germán García, superiores directos de Moreno, y también contra el guardia Padial, que aunque es subordinado de la sargento se le considera “cooperador necesario”.

“Buena muestra de ello”, señala la letrada Díaz Veiga, es que la causa de la que acaba de ser absuelta Moreno por parte de la Audiencia Provincial se inició por una denuncia de Padial contra ella.

La sargento puso en conocimiento de sus superiores información que le habían trasmitido acerca de presuntos chivatazos a furtivos en Alegranza sobre operativos de la Guardia Civil.

EL MANDO DEL SEPRONA EN LA PROVINCIA

El capitán Germán García, máximo responsable del Seprona en la provincia, se mantiene en ese mismo puesto desde hace 14 años, a pesar de haber logrado dos ascensos durante este tiempo en la Benemérita. Los ascensos conllevan un cambio de destino.

Sin embargo, en dos ocasiones el capitán, que ascendió por última vez en 2018, ha conseguido mantenerse en el mismo puesto gracias a la concesión de una comisión de servicio. El capitán, de origen teldense, ingresó en el Seprona en 2004, después ascendió a alférez y luego a teniente. Se le concedió la última comisión de servicio en julio de 2018.

El gabinete de prensa de la Guardia Civil ha rechazado responder a Diario de Lanzarote acerca de si en el expediente para resolver esa comisión se incluye una propuesta del coronel Arranz que menciona la conveniencia de que se mantenga como jefe, para que no quede como responsable del servicio en la provincia la sargento Gloria Moreno, aunque fuera de forma provisional.

El diario de Canarias