Imputan al dibujante Galmés por calumnias a la Policía


La jueza cita para el día 30 al autor de un libro sobre los incidentes del 1-O en Cataluña que denunciaron cuatro sindicatos policiales

Toni Galmés, el dibujante mallorquín que ha sido denunciado por los sindicatos policiales
Toni Galmés, el dibujante mallorquín que ha sido denunciado por los sindicatos policiales

La jueza Victoria Pelufo ha citado para el próximo día 30 de enero en calidad de investigado (imputado) al dibujante mallorquín Toni Galmés por un supuesto delito de calumnias en un libro-cómic sobre los incidentes del referéndum del 1-0 en Cataluña. Cuatro sindicatos de la Policía Nacional denunciaron, el pasado junio, el libro por los presuntos delitos de injurias, calumnias y malversación de caudales.

Cuatro sindicatos del Cuerpo Nacional de Policía pidieron hace unos días a la jueza de instrucción 12 de Palma que investigara si el Govern balear ha otorgado subvenciones al cómic catalanista On és l’Estel·la? al que acusan de injurias y calumnias a su cuerpo y al de la Guardia Civil. Los sindicalistas, acompañados del abogado Antoni Montserrat, ratificaron ese día su denuncia contra el autor del cómic, la editorial del mismo y los responsables de las supuestas irregularidades en las ayudas públicas.

Según la denuncia, el libro, de 28 páginas, contiene expresiones e ilustraciones ofensivas para policías y guardias civiles. El cómic trata sobre las manifestaciones y algaradas que se produjeron en Cataluña con ocasión del referéndum del 1 de octubre de 2017.

Abusos sexuales

Según la denuncia, algunos agentes aparecen en el tebeo esnifando cocaína o cometiendo abusos sexuales contra mujeres manifestantes. También otros funcionarios son retratados golpeando a los votantes o regocijándose en medio de las cargas policiales. El libro imita a otras obras de la serie Dónde esta Wally, pero en un contexto de los sucesos del 1-0.

Según la denuncia, el Govern, a través de la conselleria de Cultura, subvencionó la edición de esa obra, cuyo dibujante es Toni Galmés.

Por su parte, Joan Sala, editor de Comanegra, la editorial que ha publicado la obra denunciada, ha asegurado que se trata de un cómic para adultos escrito en tono de ironía y parodia, lejos de la visión criminal que sostienen los denunciantes. Los sindicatos denunciantes son Sindicato Unificado de Policía; la Confederación Española de Policía; la Unión Federal de Policía y el Sindicato Profesional de Policía.

Diario de Mallorca