Los obispos españoles, en contra del ingreso mínimo vital como medida permanente


El secretario general de la Conferencia Episcopal, Luis Argüello.
El secretario general de la Conferencia Episcopal, Luis Argüello. / Eduardo Parra – Europa Press – Archivo (Europa Press)

El papa Francisco ha defendido la medida como garantía destinada a los trabajadores vulnerables

Los obispos españoles están en contra del Ingreso mínimo vital, que el Gobierno tiene previsto aprobar en mayo y que también defiende el papa Francisco, como una medida permanente. El portavoz de la Conferencia Episcopal Española (CEE), Luis Argüello, ha señalado esta mañana en una rueda de prensa telemática que sólo comparten esta ayuda destinada a los sectores más vulnerables como algo coyuntural: “En este momento, renta básica, ayuda a quienes se han quedado en paro, a quienes lo necesitan a través del instrumento que parezca oportuno es indispensable. Pensar en una permanencia de grupos amplios de cuidadanos que vivan de manera subsidiada yo creo que no sería un horizonte deseable a largo plazo para el bien común“.

Argüello considera que extenderlo más allá puede ser contraproducente: “Es muy importante que las personas puedan ejercer sus capacidades con un puesto de trabajo. La necesidad perentoria de una renta mínima en este momento no debería ser debería ser una coartada para una especia subsidio permanente que retirase del horizonte de las personas e pensar el poder tener un trabajo, desarrollar sus capacidades y en la relación con otras personas”. El secretario general de la CEE ha asegurado que este es un debate que ya estaba presente antes de la pandemia de coronavirus en relación con la pérdida de puestos de trabajo que va a suponer la automatización de muchos empleos.

Los obispos también ha llamado a la unidad de los grupos políticos. La solución a la crisis sanitaria es también política, ha señalado Argüello, que ha reclamado altura de miras y ha lamentado actitudes, aunque sin mencionar a nadie en concreto, cortoplacistas: “Está predominando el esquema de la antigua normalidad, está predominando el esquema de poner adelante la ideología sobre la realidad, el ganar espacio sobre sobre el tiempo, la parte de la defensa de interés del partido que la del todo”. Para el portavoz ante los sacrificios que están haciendo los ciudadanos , y los que vendrán , los primeros en sacrificarse deberían ser los políticos empezando por “su pequeño amor propio” para alcanzar un acuerdo que ayude a diseñar una salida a esta crisis beneficiosa para todos.

Luis Argüello también ha anunciado que la CEE propondrá a las diócesis donar parte de sus ingresos a la lucha contra el COVID-19. Ha asegurad que según sus cálculos unos 70 sacerdotes han fallecido de esta enfermedad como consecuencia de su trabajo. Además ha asegurado que pedirán al Gobierno que se puedan retomar los actos de culto dentro del plan para poder fin el confinamiento.

Cadena SER