Pablo Casado se convierte en el primer líder de la oposición del mundo que deja en la estacada al Gobierno en la crisis más grave desde la Guerra Civil


El presidente de la oposición confirma la deslealtad al Ejecutivo al anunciar que no apoyará la prórroga al estado de alarma

El presidente del PP, Pablo Casado, se convierte en el primer líder de la oposición del mundo que deja en la estacada al Gobierno en la crisis más grave que vive el país desde la Guerra Civil.

Ni posturas tan controvertidas como la del primer ministro británico, Boris Johnson, ni el propio Trump en EEUU está recibiendo un varapalo de la oposición similar al que soporta Pedro Sánchez con el PP y Vox.

Vox también confirmó su no a la prórroga del estado de alarma y, junto al PP, pone al Ejecutivo en serias dificultades para conseguirlo.

De esta manera, Casado ha dado a entender que, aunque el estado de alarma ha sido «necesario», ahora prefiere que el Gobierno aplique la Ley Orgánica de Medidas Especiales en Materia de Salud Pública, de 1986, o de la propia Ley General de Salud Pública. Pero ha vuelto a decir que «por respeto» hacia Pedro Sánchez, «no voy a anunciar nuestra posición definitiva hasta que nos trasmita cuál es su posición». Pero ha vuelto a dejar claro que «esta unilateralidad para ser tan incompetente no puede buscar complicidad en la oposición».

Así, esta misma mañana en Onda Cero ha confirmado el líder de la oposición que ”el Estado de Alarma prorrogado a  partir de esta semana no tiene sentido. Con los datos que tenemos hoy, no podemos apoyarlo».

Y, Casado también adelanta que ”pedimos tener las prestaciones con ERTE desde mañana mismo desvinculadas del Estado de Alarma y garantizadas, y la liquidez, y en materia de tests y de protección, que nos dejen de mentir y garanticen las pruebas a quienes lo necesiten para saber si las personas pueden salir sin contagiar a los demás».

De esta manera, Casado ha dado a entender que, aunque el estado de alarma ha sido «necesario», ahora prefiere que el Gobierno aplique la Ley Orgánica de Medidas Especiales en Materia de Salud Pública, de 1986, o de la propia Ley General de Salud Pública. Pero ha vuelto a decir que «por respeto» hacia Pedro Sánchez, «no voy a anunciar nuestra posición definitiva hasta que nos trasmita cuál es su posición». Pero ha vuelto a dejar claro que «esta unilateralidad para ser tan incompetente no puede buscar complicidad en la oposición».

Diario16