Grupos ultras mancillan la estatua del poeta Federico García Lorca


Este sábado pasado, durante las manifestaciones que se vienen sucediendo en los barrios acomodados de la capital contra la gestión del Gobierno por la crisis sanitaria del coronavirus, se produjo un lamentable incidente contra la estatua del poeta Federico García Lorca.

Los exaltados de la extrema derecha que salen a las calles protestando y envueltos en banderas rojigualdas, con sus habituales formas altaneras y sucias de entender la democracia, lanzando consignas de crispación y odio, desde su exacerbación oportunista de querer imponer sus ideas cuando no ganan elecciones, no tuvieron otra ocurrencia que colocar una bandera rojigualda sobre la estatua del poeta universal Federico García Lorca, situada en la Plaza de Santa Ana de Madrid.
De esta forma burlesca y obscena, mancillaron la memoria del ilustre poeta que fue asesinado por los fascistas el 18 de agosto de 1936, precisamente porque sus convicciones e ideas siempre fueron de lealtad al Gobierno de la República Española. Los fascistas siempre odiaron que Federico impulsara la educación y la cultura, y su acceso a las clases populares; tampoco le perdonaron su orientación sexual, por eso terminaron con su vida.
La imagen de Federico García Lorca con la bandera rojigualda, fue subida a las redes sociales como si fuera un trofeo, lo que ha producido la indignación de los usuarios de Twitter que han vertido los siguientes comentarios:
«O sea, que quienes fusilaron a Lorca por rojo, republicano y homosexual ahora lo reivindican como icono de la España más rancia y derechista. Hacen falta lecciones de historia y guantazos para estos ignorantes».
«Lorca se está removiendo en su tumba viendo a los burgueses gritar por sus propios intereses mientras se muere el pueblo por el que luchó».

«Cuando veo esto me viene una rabia tremenda por la impunidad ideológica e histórica que tiene la derecha en este país. Saben que a Lorca lo fusilaron los suyos, pero igualmente le ponen la rojigualda con intenciones chulescas y burlonas».

«En el 36 asesinaron a Lorca los fascistas y hoy me duele mucho ver esta imagen. Los fachas le cuelgan la bandera de España y el significado que tiene me produce repugnancia. Lo único que me consuela es pensar que si ladran es porque cabalgamos».

Eco Republicano