Los trabajadores de las residencias del ERA amenazan con ir a la huelga


Residencia de mayores de Noreña

CSIF, CCOO y SAE anuncian movilizaciones en protesta por la nueva regulación de jornadas y vacaciones, que el Principado justifica por la pandemia

Los trabajadores de los geriátricos públicos del Principado irán a la huelga en cuanto termine el estado de alarma si no se modifica la resolución que a partir de mañana regulará las jornadas, vacaciones, permisos, licencias y excedencias de la plantilla de las residencias geriátricas públicas en función de las necesidades del servicio para garantizar la cobertura presencial durante la pandemia de coronavirus.

La resolución dictada por la Gerencia de Establecimientos Residenciales para Ancianos de Asturias (ERA) plantea, entre otras cuestiones, condicionar las vacaciones de verano a las necesidades del servicio y a la cobertura presencial de un mínimo del 40 por ciento en cada centro y por cada categoría profesional.

Para los sindicatos CSIF, CCOO y SAE esta resolución “aniquila derechos disfrazándolo de necesidad social” por lo que, si aprueba la nueva regulación convocarán una manifestación frente a la Gerencia del ERA, manteniendo las medidas de seguridad y de distanciamiento.

Los sindicatos, que habían pedido la dimisión de la gerente del ERA, Ana Suárez, por considerar que está saltándose el convenio colectivo, han mostrado también su malestar con el presidente del Principado, Adrián Barbón, que ayer respaldó su labor y pidió a los trabajadores que asuman respuestas excepcionales ante situaciones excepcionales como la actual.

“Si finalmente el borrador es publicado, en cuanto termine el estado de alarma iniciaremos paros en las residenciasy convocaremos la huelga”, han señalado los tres sindicatos en un comunicado conjunto en el que piden que se les respeten sus derechos, sus vacaciones y la Navidad

Además de elevar del 30 al 40 por ciento la cobertura presencial en cada centro durante las vacaciones de verano, la instrucción contempla suspender las vacaciones a partir del 13 de diciembre para facilitar que se puedan disfrutar los días de libre disposición y por exceso de jornada, y las vacaciones ya programadas estarán condicionadas a las necesidades del servicio siempre que sea posible el mantenimiento de un 50 por ciento de presencia en cada centro y por cada categoría.

En esta instrucción se señala que en el caso de que no existiera un acuerdo entre los profesionales sobre la elección del período vacacional, prevalecerá la solicitud del personal presente en el puesto de trabajo durante el estado de alarma y en último caso se sorteará el período a elegir.

COPE