El pueblo de Coslada hace frente a los cobardes ataques fascistas


El pasado de 5 de julio se celebró en Coslada un torneo de fútbol organizado por una organización juvenil fascista(Bastión Frontal) con la finalidad de recoger alimentos solo para españoles .

Después de mostrar esa “solidaridad” para unos y exclusión de los demás, tras la llegada de la noche ese acto se convirtió en pintar el pueblo de Coslada con señales claramente fascistas y señalando al pueblo como “zona nacional” y  como los enemigos de la patria y responsables del mal que consume nuestro país a todo lo que huela a progresita o de izquierda.

En su largo recorrido de  pintadas, hicieron parada en una de las asociaciones de vecinos emblemática la AA.VV.  Fleming, punto de encuentro de colectivos populares y movimientos asamblearios que luchan por los derechos sociales, buscan la unidad de la clase trabajadora y claramente republicanos y antifascistas, señalando a dicha asociación con pintadas fascistas tachando su nombre. Esta asociación ya ha sufrido en varias ocasiones el ataque de estos energúmenos y cobardes, que aprovechan la noche para actuar con impunidad.

Tras todas estas agresiones los movimientos y colectivos  que colaboran con la asociación deciden hacer una concentración el día 23 de julio en repulsa de dichos actos y haciendo un llamamiento a la gente de Coslada y pueblos y barrios de Madrid que también sufren los ataque fascistas (Móstoles, Leganés…).

El  mismo  día de la concentración, nos comunica la Delegación de Gobierno  que será una concentración ilegal.  Los vecinos y colectivos después de valorar la situación y, a pesar del amplio dispositivo policial desplegado,  decide seguir adelante, ya que había una gran afluencia de personas y jóvenes antifascistas.

Seguir adelante porque, además, la noche anterior volvieron hacer pintadas y atacaron el local de la asociación y el emblemático monolito en homenaje al abogado Javier Sauquillo (asesinado en la Matanza de Atocha y abogado que colaboró con  la  Asociación de Vecinos Fleming e hizo un trabajo encomiable por el pueblo de Coslada) y por los numerosos colectivos y personas que habían acudido arropar la concentración y al pueblo de Coslada.

Se leyó un comunicado y se presentó la manifestación que se celebrará en Madrid el 25 de Julio por parte de diferentes colectivos y partidos políticos bajo el lema Frente a la monarquía corrupta y las miserias del sistema República popular. Se cantaron consignas antifascistas y llamando a la unidad de la clase trabajadora.
A la mañana siguiente, y con la nocturnidad y cobardía que les caracteriza, los fascistas volvieron a pintar el monolito y atacaron de nuevo la AAVV y al pueblo de Coslada. De nuevo denunciamos públicamente los ataques fascistas y decimos alto y claro;  ¡No Pasarán! .