Juan Carlos I defiende no estar jubilado para conservar su inmunidad


Los abogados del rey emérito han presentado un informe que asegura que no es un «jubilado» ante la justicia británica

Después de librarse la justicia suiza y empezar a planear su vuelta al Estado español, el rey emérito Juan Carlos I todavía tiene batallas legales abiertas. La más destacada la que lo enfrenta con su examante, Corinna Larsen, ante la justicia británica. Para proteger al monarca de posibles acciones legales, sus abogados han presentado ante el juez un informe que asegura que Borbón no está retirado.

El juez británico sobre el cual recae la causa de Juan Carlos y Corinna afronta un relato de los abogados del monarca que niega que sea un «jubilado inactivo», es más, afirman que desde que abdicó el año 2019 ha sido «un miembro muy activo de la familia real«. ¿Por qué defender esta supuesta actividad del emérito? Para asegurar que Borbón siga siendo inmune, según informa El Español.

El informe pericial que estudia la situación de Juan Carlos los últimos años, ha sido firmado por la defensa de Borbón y de Larsen, y ya se encuentra en manos del juez. Según el digital, en este documento, el abogado del monarca expone que la abdicación no fue una jubilación y defiende que el emérito «es parte de la familia real y una figura clave en la Constitución española».

Esta posición no convence en Corinna, la defensa de la cual ha argumentado ante el Tribunal Superior de Londres que Juan Carlos I no puede ampararse en la inmunidad porque no se cabe de Estado, es financieramente independiente y vive separado del actual rey Felipe VI.

Destino: España

Lejos de tener todos sus escándalos cerrados, Juan Carlos I está decidido a volver. Una acción que es un dolor de cabeza por su hijo, Felipe VI. Pocos Borbones cierran tanto la imagen de la corona como Juan Carlos, pero él parece ajeno a este hecho y presiona para estar en el Estado español cuanto antes mejor.

A pesar de la larga lista de escándalos que acumula, el emérito querría volver al Estado español bajo sus condiciones, sin embargo, su hijo no lo tendría tan claro. Después de una larga y dura negociación el emérito podría haber conseguido el visto bueno para volver, no obstante, no bajo sus exigencias.

Juan Carlos I no está contento con el acuerdo que le ofrece su hijo. El antiguo monarca ha dejado claro a sus círculos próximos que considera que no se le trata correctamente. Por otra parte, la posición de palacio es muy diferente. «En la Zarzuela creen que la situación hoy no es, en contra de lo que Juan Carlos opina, mejor de lo que era el día que cogió este avión rumbo a Emiratos Árabes. El problema sigue aquí: como evitar que su figura altere y manche la percepción de la institución que ahora encarna a su hijo», aseguran fuentes próximas a palacio.

elnacional.cat