Los barrios de Andalucía se alzan contra la subida y los cortes de las eléctricas


Vecinas de Almería, Granada y Sevilla se movilizan contra los cortes de luz que llevan años sufriendo y contra la subida del precio de la luz que hace insostenible la vida en los barrios obreros

En barrios como Palmente en Sevilla o La Paz en Granada, los cortes de luz llevan siendo el pan de cada día desde hace varios años. Una situación que tampoco es ajena en otros lugares del estado español como La Cañada en Madrid. Los vecinos de estos barrios andaluces han pasado un verano lleno de reivindicaciones contra la actitud de las empresas eléctricas como Endesa que lleva décadas sin invertir en infraestructuras para estas zonas, una situación que junto a la subida de precios de la luz y otros bienes básicos vuelve insostenible la vida en los barrios populares. Durante los días 8, 9 y 10 de septiembre se han convocado por toda la comunidad diferentes manifestaciones.

Los cortes en estos barrios afectan en la ciudad de Sevilla a unas 25.000 vecinas y se han llegado a registrar este verano unas mil incidencias diarias que no llegaban a solventar de manera efectiva por parte de Endesa. El movimiento de estas vecinas, que han llegado a ocupar 5 centros vecinales durante el mes de agosto para ser escuchados por empresas e instituciones, ha conseguido que la empresa Endesa ponga en marcha unas obras de renovación de las infraestructuras que: “hasta el propio ayuntamiento ha reconocido que llega años tarde”, según afirman desde la plataforma Barrios Hartos. La propia empresa ha anunciado esta semana en su web oficial estas medidas como una obra que “beneficiará a todos los clientes de la capital” sin reconocer los años de abandono a los que ha sometido a las vecinas. A principios de agosto, antes de la puesta en marcha de estas obras, la empresa eléctrica anunciaba la inversión de 400.000 euros en la red de distribución de Triana y Los Remedios, los barrios con mayor nivel adquisitivo en la ciudad, lugares en los que no se han sufrido estos cortes de luz. 

“No solo es un tema que tiene que ver con las facturas y las infraestructuras de la electricidad, estamos denunciando una situación que se sufre silenciosamente en los barrios obreros, una situación de insostenibilidad, ya que a pesar de que los salarios y las ayudas sociales cada vez son más bajos los precios no paran de subir. Y tenemos un enriquecimiento de una élite del país a costa de esta situación”, denuncia Juan Glop, vecino del barrio de Bellavista en Sevilla y miembro de la plataforma Barrios Hartos. Las movilizaciones van más allá de los cortes de luz debido a la falta de inversión en infraestructuras, también ponen en el centro la carestía de la vida, la subida de las facturas y la privatización de los servicios públicos.

“En el mes de febrero nos cortaban la luz cada día hasta tres veces. Se vive con muchísima frustración, impotencia y rabia”, comenta Celia del Castillo, vecina del barrio Nueva Cartuja desde hace dos años. En la ciudad de Granada los cortes de luz se llevan sucediendo desde hace más de 11 años, especialmente en la zona norte de la ciudad compuesta por 7 barrios, afectando a 20.000 vecinas. “Todos los barrios en los que hay cortes de suministro sistemáticos son barrios atravesados por la pobreza, donde abunda la dejación de las instituciones públicas y la criminalización y el estigma”, reflexiona Del Castillo.

El pasado mayo de 2019 asociaciones de vecinos y la asociación APDHA denunciaban a la empresa Endesa por la falta de inversión en infraestructuras que ha provocado los continuos cortes de luz, un procedimiento que volvió a activarse el pasado abril de 2022 tras el parón de la pandemia. Los cortes continuos de luz han llegado a afectar a colegios de la zona como el centro Luisa de Marillac que sufrió cortes en el suministro en febrero de este año. Manuel Martín, Defensor de la Ciudadanía de Granada, ha pedido en el Parlamento Europeo el pasado 8 de septiembre que se inste “al reino de España para que se haga cargo de la situación y “se cumpla” con ese servicio universal”. Una demanda que surge tras la falta de acción por parte de Endesa y del Ayuntamiento de Granada.

En la ciudad de Almería, los cortes de luz afectan a barrios como La Chanca o el Quemadero desde hace más de seis años. Las vecinas se quejan de la falta de implicación y de respuestas por parte del ayuntamiento y la diputación de Almería. En 2021 en el barrio de la Chanca hubo vecinas que pasaron las fiestas navideñas sin luz debido a cortes que duraron varios días. En el caso de Almería, el discurso común de la empresa culpabilizando a los cultivos ilegales de marihuana es un elemento de justificación de los cortes utilizado por los propios medios de comunicación locales y las propias instituciones.

Fuente: El Salto diario